Tú eliges Capital SimCity Capital Sims Capital Spore
Capital Spore

Destino sombrío: La Guerra Definitiva

Escribe la historia de tu especie, desde sus inicios hasta las aventuras galácticas.

Moderador: Equipo moderador [CSP]

¿Qué os parece mi historia?

¿Qué hace "Crepúsculo" y "Harry Potter" triunfando y esto en un foro? Debería estar en todas las librerías
16
40%
Es muy buena, yo haría un libro
9
23%
Esta bastante bien, te expresas de maravilla
7
18%
No está nada mal, tienes mucha imaginación
5
13%
Es normalita, buena pero nada del otro mundo
0
No hay votos
No es que se te dé muy bien lo de escribir historias
0
No hay votos
Tu de imaginación, más bien poco
0
No hay votos
No te dediques a esto, repito, ¡no te dediques a esto!
0
No hay votos
¡¡¡Más vale que no te vea por la calle porque te mato, menuda aberración!!!
3
8%
 
Votos totales : 40

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 21 Feb 2010, 15:08

7 – La Nora Noxian (2 /3)
- Del año 191 n.A. al año 239 n.A. -


Empezó buscando en el bosque. Lo exploró durante varios años (era un bosque enorme), pero no encontró a Volgan. Él estaba convencido de que, si Volgan llegó a estas tierras, debió quedarse en alguna de ellas (el valle, la llanura, el bosque...), pero que no continuó más adelante, hacia el desierto. Con esta idea, Alleba salió del bosque para inspeccionar la llanura. Esto era más difícil, pues la llanura podía ser, perfectamente, 4 veces más grande que el bosque. Tras muchos años de búsqueda, decidió abandonar la llanura y buscar en el valle. El valle era más pequeño, pero aun así podía llevarle varios meses explorarlo en profundidad. Pero no se desanimó, seguía decidido a encontrarle para salvar a su tribu.
El valle era un lugar paradisíaco: una imponente cascada lo cortaba en dos partes, una arriba y otra abajo. La vegetación era abundante, y gran cantidad de animales (la mayor parte desconocidos para Alleba) campaban a sus anchas por él. A Alleba le encantó la belleza del lugar, y se preparó para asentarse allí. Pasaron semanas, pero Volgan no aparecía. Alleba empezaba a perder la esperanza, y a veces se planteaba dejarlo y volver a la aldea. Pero enseguida se le borraba esa idea de la cabeza, no podía rendirse, pues eso significaría la victoria de Noxis y más sufrimiento para su pueblo.
Una mañana estaba recogiendo fruta para comer cuando fue atacado por un Avicoa. Alleba no sabía nada de esa criatura, el doble de alta que él. Presa del miedo, salió a correr. Corría y corría, pero el Avicoa era muy rápido. Para mala suerte de Alleba, este tropezó con un tronco y cayó al suelo, lo que permitió al Avicoa alcanzarlo. Alleba no sabía que hacer, presentía que había llegado el final. Cerró los ojos de puro terror, cuando escuchó un sonido. Un segundo después, el Avicoa estaba chillando de dolor: alguien le había disparado una flecha. Alleba se incorporó.

Volgan – ¡APÁRTATE, ALLEBA!

Volgan disparó otra flecha y el Avicoa huyó maltrecho. Alleba estaba totalmente paralizado, por el miedo y por la emoción.

Volgan – ¿Qué haces aquí?
Alleba – Llevo años buscándote, ¿sabes?
Volgan – ¿En serio? ¿Y por qué me buscabas?

Alleba le contó todo lo que estaba pasando en la aldea. Volgan se mostraba furioso.

Volgan – Maldito Noxis. Esto se acabó, voy a acabar con él. ¿Sabes como volver?
Alleba – Sí. Pero tardaremos meses, puede que hasta años en llegar.
Volgan – Eso es si fuéramos a pie, pero gracias a ThunderWolf y sus amigos tardaremos bastante menos.
Alleba – ¿ThunderWolf?

Alleba estaba tan impresionado por el encuentro con su viejo amigo que ni siquiera se había fijado en la enorme bestia que iba a su lado. Era parecido a un lobo, pero del tamaño de un rinoceronte. Su tamaño y su increíble velocidad lo hacían perfecto para montar en él (como un caballo). Y además, había otros cuantos de estas criaturas detrás de ellos, que al parecer, también iban con Volgan. Esta especie es Ray Extreme, conocida como Raydae. Los Amnidae de la zona (los Amnidae estaban esparcidos por todo el continente, aislados unos de otros) llevaban cientos de años usándolos como montura. Alleba consiguió montar en uno de ellos y ambos se pusieron en marcha de vuelta hacia la tribu.

Imagen
Avicoa
Imagen
Raydae
Última edición por Metafight el 22 Feb 2010, 17:01, editado 1 vez en total
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 22 Feb 2010, 16:28

8 – La Nora Noxian (3 /3)
- Año 239 n.A. -


Alleba y Volgan llevaban varios días viajando. Con los Raydae, solo les llevaría un par de semanas llegar a la aldea. Mientras viajaban, no podían dejar de contemplar el maravilloso paisaje que quedaba tras ellos.

Alleba – Nunca pensé que este mundo pudiera ser tan grande y hermoso.
Volgan – Yo tampoco. Mereció la pena venir hasta aquí.
Alleba – ¿Cómo llamaremos a estas tierras?
Volgan – No creo que seamos los más adecuados para decidir eso. Por lo que he podido ver, solo hemos explorado una pequeña parte de este mundo. Solo aquel que las explore por completo, aquel que llegue hasta donde acaba la tierra, tendrá derecho a nombrarlas.

Alleba asintió, y durante un rato no mediaron palabra. Los días pasaban, y un día, a lo lejos, los dos pudieron ver su tribu. Emocionados, fueron hacia ella a toda velocidad.
La tribu era ahora muy distinta a como la recordaban. Muchos edificios estaban dañados por los continuos ataques. El cobertizo dedicado a guardar los instrumentos había desaparecido (según Noxis, no era necesario), y no se oía ninguna melodía en toda la aldea. Atrás quedaron los gloriosos días de Antioch, ahora la población había descendido de forma brutal. Ya sólo quedaban 14 personas en la tribu, 4 de ellos aún eran niños. La tribu estaba envuelta en 3 conflictos diferentes, y la gente estaba en constante peligro.
Alleba se acercó primero, para comprobar si Volgan podía entrar sin peligro. Habían tenido suerte, Noxis y sus hombres habían salido a cazar y en la tribu solo quedaban las mujeres y los niños, aparte de dos hombres que se habían quedado para proteger la tribu. Alleba los reconoció enseguida, y supo que Volgan no corría peligro. Todos se quedaron atónitos al ver a los dos desaparecidos. Volgan les contó todo lo que pasó, como Noxis intentó matarlo y como huyó más allá de las montañas. Después, les relató las maravillas que había visto tras ellas, de las criaturas con las que se había encontrado (entre ellas, el Raydae) y de los peligros a los que se había enfrentado. Todos le escuchaban ensimismados, y el deseo de ir a esos lugares empezó a apoderarse de ellos. Pero a todo esto llegó Noxis con sus hombres. Este se llevó una gran sorpresa al ver a Volgan, y después desvió la vista al resto de miembros de la aldea, que le dirigían una mirada amenazante. Tras esto, todo pasó muy rápido. Noxis se abalanzó sobre Volgan antes de que este pudiera reaccionar. Los seguidores de Noxis intentaron ayudarle, pero se las vieron con Alleba y el resto de la tribu, que se lo impidió, por lo que la lucha era solo entre Volgan y Noxis. Tras un duro combate, Noxis consiguió tumbar a Volgan, y le amenazaba con una lanza.

Noxis – Y aquí acaba la gesta del gran Volgan. A pesar de todas tus hazañas, vas a morir como un insecto.

Volgan le hizo la zancadilla desde el suelo a Noxis, y este cayó. Volgan se levantó y cogió otra lanza. Ahora era Noxis el que estaba tumbado en el suelo, y Volgan el que le amenazaba.

Noxis – ¿Vas a matarme? Bien, vamos, hazlo. ¡Atraviésame!

Volgan vacilaba, no sabía que hacer.

Volgan – No... no quiero. Por muy despreciable que seas no quiero matarte.

Finalmente, apartó la lanza y le ayudó a levantarse. Se dieron la mano y Volgan se dio la vuelta. Noxis, traidor como era, cogió una lanza e intentó clavársela a Volgan por la espalda, pero este se dio cuenta a tiempo. En un rápido movimiento, le paró la lanza con una mano, y con la otra, le atravesó el pecho con otra lanza. Noxis lanzó un grito de dolor, mientras se desplomaba en el suelo.

Volgan – ¡TE DIJE QUE NO QUERÍA HACER ESTO!

Y tras unos segundos, Noxis dejaba de moverse: estaba muerto. La tribu chillaba: unos de alegría por librarse de él, otros de horror por haber presenciado tan desagradable escena. Volgan no sabía que pensar: había librado a la tribu de él, pero a costa de matarle. Y por muy noble que fuese el motivo, matar a una persona no tenía justificación posible.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Kikecasti » 22 Feb 2010, 21:26

Que honorable :D

Me gusta mucho la historia, espero que la sigas :D
Imagen
Avatar de Usuario
Kikecasti
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2093
Registrado: 24 Feb 2009, 13:24
Ubicación: Burgos, España.
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 22 Feb 2010, 21:49

jeje, gracias. si vieras el peliculon k tengo montado en la cabeza jaja. tengo historia para largo 8) .
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 24 Feb 2010, 20:22

Bien, los proximos 3 capitulos son capitulos de transicion, es decir, narran el paso del estadio tribu al estadio civilizacion, por lo que no son muy alla. Despues la cosa se anima.

9 – De tribus a ciudades: la expansión de la civilización(1 /3)
- Del año 239 n.A. al año 552 n.A. -


Tras la muerte de Noxis, Volgan asumió el control de la aldea, y los conflictos con las otras tribus cesaron. El cobertizo de los instrumentos se reconstruyó, y los Amnidae restauraron sus alianzas. La tribu empezaba a recuperarse del desastre pasado. Además, los Raydaes traídos por Volgan incrementaron su efectividad en la caza, lo que hizo que la comida fuera más abundante. También podían llegar más lejos, y así aumentaron su influencia. El incremento del número de personas aumentó la demanda de viviendas, y la tribu se agrandó.
Sin embargo, gran parte de los sueños de Volgan iban en dirección de llegar hasta el final de aquel infranqueable desierto. No tenían ni idea de si los Raydaes podían aguantar su clima desértico, además, tampoco sabían hasta donde llegaba ni qué había en él, por lo que tenían que estar preparados para cualquier cosa. Finalmente, Volgan dio un paso fundamental. Al ver una piedra redonda cayendo ladera abajo de una montaña, se le ocurrió una gran idea. Cogió dos trozos de madera, les dio forma de círculo y los colocó en un eje: acababa de inventar la rueda. Esto permitió la construcción de carros tirados por Raydaes, y apareció un primitivo comercio. Pero seguían sin poder llegar a aquellas tierras más allá del desierto. Volgan sentía una gran frustración, pues no se le ocurría ninguna manera de crear vehículos que no requirieran ser tirados por Raydaes (Volgan era muy astuto, pero no muy inteligente). Volgan murió sin ver cumplido su sueño.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 01 Mar 2010, 19:07

Perdon por la tardanza en escribir de nuevo, ultimamente no he encontrado ningun hueco para ponerme.

10 – De tribus a ciudades: la expansión de la civilización(2 /3)
- Del año 552 n.A. al año 907 n.A. -


Al morir Volgan, su hija Triskel fue nombrada líder (la corona Amnidae era hereditaria). Esta época es nombrada por muchos historiadores como la Nora Sakum (Nora: Era, Sakum: Nacer; literalmente, Era del Nacer). En esta época, la cultura, las artes y las ciencias florecieron como nunca antes, aunque el deseo de atravesar el desierto desapareció casi por completo.
Se descubrieron nuevos materiales, más duros y resistentes que la piedra y la madera (como el hierro), que sirvieron para mejorar las estructuras arquitectónicas. Empezaron a crear aleaciones de metales, y formaron bronce, latón, acero y auracero, un metal muy duro de color dorado. Todos estos sirvieron para fortalecer y embellecer las edificaciones, además de para fabricar armas, instrumentos y otros objetos. A pesar de todo, el desarrollo de los transportes quedó estancado.
Casi todas las grandes ciencias aparecieron como tales en este periodo, y experimentaron un avance espectacular. En física, se descubrieron las leyes de la gravitación universal, conceptos como temperatura, presión, fuerzas, electricidad, energía, etc. En química, se planteó la idea del átomo, y se formularon (ya casi al final de esta era) teorías como la cinético-molecular. Se descubrieron 50 elementos, aunque no estaban clasificados en una tabla periódica. Las matemáticas estaban perfectamente asentadas y definidas, y se optó por un sistema decimal. Casi a finales de la era, la teoría de la evolución revolucionó la biología, y se instauró un sistema de clasificación de las especies, muy parecido al de los humanos. También surgió la filosofía, con importantes figuras como Meksyru y Halyes.
También las artes prosperaron durante el gobierno de Triskel. Pinturas y esculturas de increíble belleza y valor fueron pintadas en aquellos momentos. Las más grandes obras literarias de los Amnidae datan de esta época. Se construyeron edificios de ocio, como teatros, museos, etc. También se construyeron escuelas y universidades para aumentar la cultura de la población. A grandes rasgos, la Nora Sakum puede considerarse como una especie de Renacimiento Amnidae. Al final de esta época, la gran tribu de Triskel se había convertido en una modesta ciudad, que recibió el nombre de Natsuro (Nat: Eterno, Suro: Ciudad; literalmente, Ciudad eterna), y la población rondaba los 7.500 habitantes.
Última edición por Metafight el 01 Mar 2010, 19:16, editado 1 vez en total
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 01 Mar 2010, 19:11

11 – De tribus a ciudades: la expansión de la civilización(3 /3) - Del año 907 n.A. al año 1330 n.A. -

Triskel murió debido a una enfermedad, con solo 447 años. Tras su muerte, su hijo Metafight se convirtió en líder a la corta edad de 59 años (eso para un Amnidae es un mozuelo). Metafight tenía el espíritu cultural de su madre, pero también el sentimiento explorador de su abuelo. Él se encargó de llevar a la práctica toda la teoría de la época anterior. Usando todos los conocimientos adquiridos durante la Nora Sakum, los Amnidae fabricaron un sencillo motor: un tubo que absorbía aire, lo mezclaba con un combustible, lo comprimía y lo hacía estallar, lo que hacía que el aire saliera por la parte trasera del tubo a gran velocidad. A su vez, el vehículo avanzaba hacia adelante por el principio de acción y reacción. Las principales ventajas de este sistema era que no necesitaba ser tirado por Raydaes, ocupaba poco espacio y requería poco combustible (lo que dejaba más espacio de carga) y era bastante barato. Con los nuevos vehículos, Metafight al fin cumplió el sueño de su abuelo Volgan: atravesar el arduo e inexpugnable desierto.
Tras atravesarlo, la expansión Amnidae se volvió casi imparable. Una a una, fueron encontrando las tribus de los otros Amnidae. Muchas de esas tribus fueron asimiladas, y los miembros de gran parte de ellas emigraron a Natsuro. La nación Auridae fundó decenas de ciudades más pequeñas por sus alrededores, y rápidamente se convirtieron en los amos de su trozo de continente. En pocos decenios, se expandieron por el centro y el sur del continente, hasta que dominaban casi todo el oeste del mismo.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 04 Mar 2010, 18:36

Durante el gobierno de Metafight se establecieron los distintos puestos de poder del Imperio (a los fanaticos de StarCraft seguro k les suena, espero k no me demanden de plagio :mrgreen: ):

Judicator: El lider del Imperio, es el que toma la ultima decision. Todo lo que diga debe ser acatado sin rechistar. A pesar de tener potestad para decidir sobre absolutamente todo, suele dejarse aconsejar por los Arcontes Crepusculares. Judicator y Arcontes se reunen en las llamadas Asambleas Crepusculares para intercambiar opiniones y llegar a una conclusion.

Arconte: Un cargo similar al de un alcalde. Hay uno en cada ciudad (a excepción de Natsuro, cuyo Arconte es el Judicator). Toman las decisiones locales de la ciudad, y son elegidos democraticamente por el pueblo. Los Arcontes son reelegidos cada 10 años. Un grupo especial de Arcontes son los Arcontes Crepusculares.

Arconte Crepuscular: Son Arcontes corrientes, pero de la ciudades mas importantes (tanto del planeta natal de los Amnidae como de las colonias). La principal diferencia con los Arcontes es que los Crepusculares forman parte de la Camara Senatorial, que aconseja y debate con el Judicator en las Asambleas para tomar las decisiones. El Judicator siempre tiene la ultima palabra, asi que lo unico que pueden hacer los Arcontes Crepusculares es aconsejar y convencer al Judicator de que tome cierta decision.

Ejecutor: Es el mayor representante del Ejercito, despues del Judicator. A pesar de ser el jefe del Ejercito, hay muchos de ellos. Los Ejecutores dan las ordenes necesarias tanto al Ejercito militar como al de exploracion. Los Ejecutores no suelen estar en el campo de batalla ni en las misiones de exploracion, sino que comunica las ordenes a distancia a traves de sus subordinados, los Pretores y los Indicatores. A pesar de todo, el Ejecutor debe acatar las ordenes del Judicator, el unico por encima de ellos. Solo se puede aspirar a este cargo por los meritos personales.

Pretor: Es el representante militar del Ejecutor en el campo de batalla, y comunica las ordenes al resto de soldados. Tambien tiene la capacidad de tomar decisiones en caso de no poder comunicarse con el Ejecutor. Al igual que el Ejecutor, solo se alcanza este puesto por los meritos obtenidos en combate. Los Pretores que han conseguido grandes hazañas belicas son ascendidos al honorable rango de Ejecutor.

Indicator: Es el representante del Ejecutor en las misiones de exploracion, y comunica las ordenes al resto de descubridores. Tambien tiene la capacidad de tomar decisiones en caso de no poder comunicarse con el Ejecutor. Al igual que el Ejecutor, solo se alcanza este puesto por los logros obtenidos a la hora de los descubrimientos. Los Indicatores que han hecho grandes descubrimientos son ascendidos al honorable rango de Ejecutor.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 04 Mar 2010, 19:30

12 – Allí donde acaba la tierra
- 1330 n.A. -


Había llovido mucho desde que Metafight comenzó a gobernar. Ahora tenía 482 años, y los avances en medicina predecían una esperanza de vida de 700. Los áureos habían hecho progresos espectaculares durante este tiempo, aunque sin duda el mayor descubrimiento de todos fue el del refinamiento de la especia. Pero a pesar de todos estos años, aún no habían llegado hasta la costa este del continente, allí donde acababa la tierra. Y por lo mencionado por Volgan, la tierra aún no tenía nombre.
Algunos estudiosos empezaron a plantearse una hipótesis bastante fantástica y egocéntrica: Natsuro estaba situado en el centro del mundo, y éste era infinito. Hacia el este, la tierra se extendía sin fin; y hacia el oeste, el océano tampoco terminaba. Sobre el mundo se encontraba la bóveda celeste, en donde se encontraban las estrellas. Pero Metafight no creía esta hipótesis, y seguía enviando vehículos de exploración hacia el este. También se negaba a darle un nombre a las tierras descubiertas, por la razón anterior.

Imagen
Segun la teoria infinitista
Imagen
Realidad (el continente es algo mas grande que Asia)

Bastante lejos de Natsuro, un vehículo de exploración terrestre continuaba viajando hacia el este. El vehículo se había separado del escuadrón, al cual se le había ordenado regresar.

Symat – ¡No corras tanto, Naethar!
Naethar – Eres un cagueta, Symat.
Eressie – Symat tiene razón, no hay necesidad de ir tan deprisa.
Naethar – Bueno, vale.

Eressie era la hermana de Symat. Ambos eran descendientes de Alleba, y tenían el mismo sentido de la amistad. Los tres eran amigos desde pequeños, en especial Naethar y Symat. Symat es un chico bastante inteligente y sensible, sus conocimientos en campos como la mecánica les habían sacado de apuros en más de una ocasión. Es bastante tranquilo, y no le apetecía demasiado este viaje. Si accedió fue por su gran amistad hacia Naethar.
Eressie es una chica algo más decidida. Es la más sensata del grupo, y muchas veces la voz de la razón. Su increíble capacidad para resolver dificultades es algo que tanto Symat como Naethar admiran y valoran de buen grado. Tampoco le atraía mucho viajar con ellos, pero las insistencias de ambos le hicieron cambiar de opinión.
Naethar es un chico de 71 años (eso se corresponde con unos 22 años para un humano), y su juventud e inexperiencia se traducen en una cierta inmadurez: es terco, arrogante, bromista e impulsivo; pero también valiente y un excelente amigo. Desde pequeño había demostrado ser un explorador nato, y llevaba toda su vida soñando en hacer este descubrimiento. Deseaba pasar a la historia como un gran descubridor, pero su deseo de grandeza no era el único motivo que le impulsaba a hacer este largo viaje.
En aquel momento se oyó un ruido, y una voz les habló.

I. Telors – Naethar, Naethar, ¿me recibís?
Naethar – Os oigo alto y claro, Indicator Telors. ¿Qué ocurre?
I. Telors – ¿Cómo que qué ocurre? Volved ahora mismo, nos han ordenado regresar.
Naethar – Yo no pienso regresar, estamos muy cerca.
I. Telors – Naethar, os la estáis jugando. La orden de regreso no procede del Ejecutor Udies, sino del mismísimo Judicator. Debe estar muy enfadado con vos*.

Naethar sonrió, y añadió:

Naethar – El Judicator, ¿eh? Indicator Telors, hacedme un favor. Decidle a mi padre que ya soy mayorcito para tomar mis propias decisiones y que estoy harto de que me diga siempre lo que tengo que hacer. Voy a llegar a la costa, aunque me lleve otras 2 semanas. ¿Entendido?

Finalmente, el Indicator se resignó y dijo:

I. Telors – Está bien, Naethar, hablaré con él. Intentaré que os conceda un par de semanas más, pero no puedo prometeros nada. Espero que sepáis lo que estáis haciendo.
Naethar – Dadlo por hecho, Indicator.

Y la conexión se cerró.

Naethar – ¡Qué pesado que se pone a veces!
Symat – Solo hace su trabajo, Naethar.
Naethar – Sí, pero no hace falta que se ponga tan plasta.
Eressie – Bueno, concentrémonos en la misión.
Naethar – (Sonríe) Estoy de acuerdo.

Pero entonces se oyeron ruidos, y el vehículo empezó a perder velocidad hasta que se paró. Naethar intentó volver a arrancarlo, pero no pudo.

Naethar – Symat, se requieren vuestros servicios. (Ríe)
Symat – (Algo fastidiado) Muy gracioso, Naethar. En fin, voy a ver que le ocurre al vehículo.
Naethar – Vale. Yo mientras (se despereza) voy a echar una meadita y a estirar las piernas.

Pero a Naethar apenas le dio tiempo a salir del coche cuando oyó a Symat:

Symat – ¡¡MIE*DA!!
Eressie – ¿Qué ocurre?
Symat – Se ha roto la bujía. Hay que sustituirla entera, pero no tenemos más.
Naethar – Eso significa...
Symat – Sí, que nos hemos quedado aquí tirados.

Los tres chavales se miraron asustados. Se habían quedado colgados en mitad de la nada, en un lugar totalmente desconocido para ellos, y sin apenas comida para subsistir. En esta situación no podían hacer nada, salvo seguir hacia adelante a pie, confiando en que todo esto solo fuera un mal sueño.
Última edición por Metafight el 23 Mar 2010, 16:37, editado 1 vez en total
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 04 Mar 2010, 19:44

* Aclaro una cosa: lo de "vos" no es porque sea argentino (soy español). El pronombre "vos" y la segunda persona del plural puede usarse como señal de respeto, con significado similar al "usted". Prefiero utilizar esta formula en vez del usted.

Y otra cosita. A pesar de la cara del Amnidae de mi avatar, imaginaos a los Amnidae con una cara mas humanoide. Es mas, la cara de los Amnidae es similar a la de los humanos, con ciertas diferencias:

- Los Amnidae tienen la cara de color dorado con rayas anaranjadas.
- No tienen nariz ni orejas.
- En lugar de pelo en la cabeza, poseen largas plumas, que hacen las veces de cabello.
- Los ojos estan rodeados de un contorno duro, y no estan en la parte frontal de la cara, sino ligeramente inclinados hacia los lados.

Salvo estas diferencias, su cara es como la humana.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 05 Mar 2010, 20:04

13 – Caminos separados

Naethar – No puedo contactar con el Indicador.
Symat – (Enfadado) Genial. ¿Y ahora que hacemos?
Naethar - Cálmate, ¿quieres?
Symat - ¡No, no me quiero calmar! ¡Todo esto es culpa tuya!
Naethar – ¡Yo no tengo la culpa de que el coche se haya estropeado!
Symat - ¡Tú nos convenciste de venir a este viaje! Ya me dirás que vamos a hacer ahora.
Naethar – Pues seguir hacia delante, no podemos hacer otra cosa.
Symat – No, ni hablar. Yo me vuelvo hacia Natsuro, tú haz lo que quieras. ¿Qué vas a hacer tú, Eressie?
Eressie – Pues no sé. Dudo mucho que lleguemos a Natsuro andando, Symat. Yo creo que es mejor que sigamos.
Symat - Muy bien, pues seguid. Yo me vuelvo.
Naethar – Symat, no seas cabezota.
Symat – Yo no soy cabezota, tú ya lo eres bastante por los dos.
Eressie - ¡Symat!
Naethar – Ey, ¿¡qué has querido decir con eso!?
Symat - ¡Que eres un egoísta! Solo piensas en ti, y todos tenemos que hacer lo que tú dices.
Naethar - ¡Que yo sepa nadie te obligó a venir conmigo!
Symat – Pero lo hice porque eres mi amigo. En cambio tú, ¿estuviste en mi graduación? ¿Viniste al funeral de mi padre?

Naethar no supo qué decir. Realmente tenía razón, nunca había estado con él en los momentos más importantes de su vida. Avergonzado, bajó la cabeza.

Naethar – Lo siento mucho, Symat.
Symat – Ahora da igual que lo sientas. Si quieres seguir allá tú, yo me vuelvo.

Y Symat echó a andar y se alejó de ellos.

Naethar – (Algo decaído) Venga, sigamos.
Eressie – Sí.

Después de un buen rato caminando:

Eressie - ¿Qué te pasa, Naethar?
Naethar – Estoy algo preocupado por Symat. ¿Tú crees que estará bien?
Eressie – Claro que sí. Sabe cuidar de sí mismo, no le pasará nada.
Naethar – Eso espero.

En ese momento, vieron una tribu a lo lejos:

Naethar – Ey, Eressie, ¿eso es un poblado?
Eressie – Pues sí, eso creo.

Los dos chicos se miraron eufóricos, y corrieron a toda velocidad hacia la tribu. Naethar estaba tan contento que hasta levantó el vuelo momentáneamente*. Enseguida llegaron a la tribu, pero la gente no parecía asombrarse de su llegada.

Eressie - ¿Y ahora qué?
Naethar – Preguntemos a este buen hombre.

Se giró hacia un hombre y le preguntó:

Naethar – Disculpad. No tenemos donde ir, ¿podemos quedarnos en la tribu esta noche?
Hombre – (Algo extrañado) Iyufla kvagt oiod delxs.
Naethar – (A Eressie) Em, ¿qué ha dicho?
Eressie - ¿Y por qué crees que lo sé?
Naethar – No lo sé, tú siempre lo sabes todo.
Eressie – Pues no tengo ni idea.
Naethar – Nunca está Symat cuando hace falta.
Eressie – Creo que él tampoco lo sabría.
Naethar – (Gritando y con gestos, como los que se hacen a la gente cuando no nos entiende) TRIBU... ESTA NOCHE... QUEDARNOS... NOSOTROS... ¿PODER?

Eressie se llevó la mano a la frente, avergonzada.

Hombre – (Desviando la vista) ¡Kgecksao, caodshen petrbuv!

En ese momento salió Anvost, el cacique de la aldea. Parecía un hombre algo mayor, pero aún rebosaba vitalidad. Tenía unas facciones muy marcadas, y una gran cicatriz en el pecho. Daba la impresión de que era un hombre que había vivido grandes experiencias.

Anvost – Bienvenidos, forasteros. ¿Áureos, verdad?
Naethar - ¿Vos habláis nuestro idioma?
Anvost – Así es. Pasad, tenéis cara de estar hambrientos.
Naethar – Sí, muchas gracias.

Dentro de la choza.

Anvost – Me llamo Anvost, y soy el cacique de esta tribu. ¿Cómo os llamáis?
Eressie – Me llamo Eressie.
Naethar – Y yo soy Naethar, el hijo del Judicator (con aire de superioridad).

Eressie le miró con desprecio. Anvost no pareció sorprenderse, algo que Naethar interpretó casi como una ofensa. Cogió una fruta de la mesa y se la metió en la boca casi entera, para evitar soltar un insulto.

Anvost – ¿Y qué os trae por mi humilde aldea?
Naethar – Estamos en una misión de exploración.
Eressie – Sí, pero nuestro vehículo se averió. No tenemos a dónde ir.
Anvost – No os preocupéis. Podéis quedaros aquí el tiempo que necesitéis.
Eressie – Os lo agradecemos mucho.
Anvost – ¿Y habéis venido solos?
Eressie – No. Mi hermano Symat venía con nosotros, pero se dio la vuelta cuando se nos estropeó el coche.
Naethar – Es un cabezota. No tenía por qué enfadarse tanto.
Eressie – Admite que tenía razones para estar enfadado.
Naethar – ¡Vale, vale, lo siento!

Volvió a meterse otra fruta, esta vez casi se atraganta.

Eressie – ¿Cómo es que conocéis nuestro idioma?
Anvost – Bueno, viví en Auridae un tiempo.
Eressie – ¿Qué? ¿Cómo llegasteis hasta allí?
Anvost – En Raydae. Fue un viaje bastante largo, pero mereció la pena.

Terminaron de comer y Anvost les enseñó la aldea.

Anvost – Vosotros podéis dormir en esta choza.

Naethar no pudo evitar fijarse en un pequeño sendero que daba a un bosque.

Naethar – ¿Y ese bosque?
Anvost – Es el Bosque Sagrado. Cuenta la leyenda que esconde un gran tesoro, pero nadie que se ha adentrado en él ha vuelto para contarlo jamás. Unos creen que está maldito, yo simplemente creo que les gustó tanto que no quisieron volver.
Naethar – (Sonriendo y sin desviar la vista del bosque) Así que un tesoro, ¿eh?
Eressie – (Preocupada) No, Naethar, conozco esa mirada. Prométeme que no irás a buscar ese tesoro.
Naethar – Esta bien, tranquila, no iré a buscarlo.

Eressie entró en la choza. Naethar echó un último vistazo al bosque, y se dijo para sí mismo:

Naethar – No iré a buscarlo. Iré a encontrarlo.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 05 Mar 2010, 20:09

jo, comentad k os parece, k la estoy haciendo con toda mi ilusion :cry: :mrgreen:
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Pabloastronauta » 05 Mar 2010, 20:23

Novénuple post!! :lol: :lol:
Te aconsejo que te pases por el foro en verano :wink:
Imagen
In soviet russia, god created humans
Avatar de Usuario
Pabloastronauta
Ilustrado
Ilustrado
 
Mensajes: 4775
Registrado: 19 Ago 2008, 21:46
Ubicación: The Game
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 05 Mar 2010, 20:48

[quote="Pabloastronauta"]Novénuple post!! :lol: :lol:
Te aconsejo que te pases por el foro en verano :wink:


¿que kieres decir?
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Pabloastronauta » 05 Mar 2010, 20:58

Que no hay ni Dios en el foro que lea tanto
Imagen
In soviet russia, god created humans
Avatar de Usuario
Pabloastronauta
Ilustrado
Ilustrado
 
Mensajes: 4775
Registrado: 19 Ago 2008, 21:46
Ubicación: The Game
Género: Hombre

AnteriorSiguiente

Volver a Historias de otros mundos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Comunidad Capital Sim (2003-2008) webmaster arroba capitalsim.net