Tú eliges Capital SimCity Capital Sims Capital Spore
Capital Spore

Destino sombrío: La Guerra Definitiva

Escribe la historia de tu especie, desde sus inicios hasta las aventuras galácticas.

Moderador: Equipo moderador [CSP]

¿Qué os parece mi historia?

¿Qué hace "Crepúsculo" y "Harry Potter" triunfando y esto en un foro? Debería estar en todas las librerías
16
40%
Es muy buena, yo haría un libro
9
23%
Esta bastante bien, te expresas de maravilla
7
18%
No está nada mal, tienes mucha imaginación
5
13%
Es normalita, buena pero nada del otro mundo
0
No hay votos
No es que se te dé muy bien lo de escribir historias
0
No hay votos
Tu de imaginación, más bien poco
0
No hay votos
No te dediques a esto, repito, ¡no te dediques a esto!
0
No hay votos
¡¡¡Más vale que no te vea por la calle porque te mato, menuda aberración!!!
3
8%
 
Votos totales : 40

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 11 Abr 2010, 12:16

ola a todos, vuelvo a la carga!!! jaja. entre hoy y mañana publicare un nuevo capitulo.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 11 Abr 2010, 20:08

23 – Primera fase: Intrusión

Tras poco más de una semana, el pequeño contingente de tropas de Nebur llegó hasta Karn. Tuvieron que dar un pequeño rodeo para llegar hasta la planta de procesado de especia sin que los vieran. Era bastante difícil: Karn era un paisaje árido y llano. No había nada en kilómetros, más que géiseres de especia, era muy fácil que les vieran. Esto es debido a la gran cantidad de géiseres. La especia azul (tipo de especia que existe en Saktra) es tóxica en estado puro o disuelta en alta concentración. Solo algunos microorganismos son capaces de “alimentarse” de esta especia, degradándola para obtener energía. Estas bacterias se encuentran por todo el planeta y evitan que la especia que emanan los géiseres se acumule en la atmósfera, lo que resultaría letal para la mayoría de los seres vivos.

Nebur había trabajado un tiempo en esa planta, así que tenía cierta ventaja. Cuando vieron la planta a lo lejos, se pararon. Nebur sacó un comunicador de su bolsillo (un simple aparato para comunicarse, ni holográfico ni nada de eso, aún estamos en civilización) y llamó al Ejecutor Aursa.

Nebur – Ejecutor Aursa, ¿podéis oírme?
Aursa – Os oigo, Pretor. ¿Qué noticias me traéis?
Nebur – Estamos cerca de la planta, esperamos órdenes.
Aursa – Ya lo hemos hablado, Pretor. Ceñíos al plan.
Nebur – Es una locura. Si entramos con los vehículos nos detectarán enseguida.
Aursa – Si lo hacéis bien, no ocurrirá.
Nebur – Ejecutor, siento decirle que su estrategia es absurda.
Aursa – El Judicator ha dado su visto bueno. Así que adelante.

Aursa colgó.

Nebur – Los vehículos que se queden aquí. Y los soldados. Vosotros diez venid conmigo.

Seleccionó a diez soldados para que le acompañaran.

Soldado 1 – Pero el Ejecutor ha dicho...
Nebur – ¡Me da igual lo que haya dicho! Se equivoca. Su plan es patético. Si queremos vencer, seguid mis indicaciones.

Los demás asintieron, aunque no estaban muy seguros de que el plan de Nebur fuera mejor que el de Aursa.

Imagen
Planta de procesado

Al llegar al lado de la planta, Nebur y los diez soldados se escondieron. Había dos guardias defendiendo la puerta, y otros cuantos rodeando la zona. Algunos vehículos de carga entraban y salían del edificio. Nebur volvió a sacar el comunicador, esta vez llamó a uno de los vehículos militares.

Conductor 1 – Saludos, Pretor. Esperamos órdenes.
Nebur – Atacad la planta.
Conductor 1 – (Sorprendido) ¿¡Qué la destruyamos!? ¿Para qué? Nos dieron órdenes de no destruirla.
Nebur – Nadie a dicho nada de destruirla. Solo necesito que la ataquéis un poco para llamar la atención.
Conductor 1 – Llevamos toda la misión procurando no llamar la atención, ¿¡y ahora me pedís que lo haga!? No entiendo nada.
Nebur les contó su plan. El conductor dudó unos instantes.

Conductor 1 – (Al resto de conductores) Muchachos, por fin llegó nuestra hora. ¡Al ataque!

Los vehículos y soldados se lanzaron a gran velocidad y empezaron a disparar con sus ametralladoras y misiles (sus armas en este momento son como las humanas en la actualidad, de balas y proyectiles). Nebur se giró a sus soldados y les explicó su plan. Esperaron pacientemente hasta que sonaron las alarmas.

Todo salió como Nebur lo planeó: el ataque de los vehículos hizo saltar las alarmas en la planta. Numerosos soldados y vehículos de combate salieron para enfrentarse a los asaltantes. Casi antes de que llegaran, las tropas se retiraron y se alejaron lo suficiente para que no les vieran. Los silveos volvieron a la planta, pero Nebur y los suyos habían aprovechado la confusión para colarse en uno de los vehículos de carga y entrar en la planta sin ser detectados. La primera fase había sido realizada con éxito, era hora de pasar a la segunda fase.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 13 Abr 2010, 16:43

24 – Segunda fase: Desarrollo

Una vez dentro, salieron del vehículo sin que los vieran y se escondieron. Nebur les dio las órdenes.

Nebur – Todos vosotros, buscad y conseguid todas las mascarillas de aire que haya en la planta.
Soldado – ¿Para qué?
Nebur – Pensemos un poco. La especia es tóxica, ¿no? Si provocamos una fuga y no tienen mascarillas se asfixiarán y morirán.
Soldado – Pero la especia se esparciría en la atmósfera y no supondría ningún daño.
Nebur – Error. Todas las plantas de procesado de especia cuentan con un dispositivo de emergencia: si se produce una fuga, todo el edificio se cierra herméticamente de forma automática. De modo que la gente queda en cuarentena y la especia no se propaga. Se concentra dentro de la planta y elimina a todo ser vivo dentro de ella. Todo ser vivo que no cuente con un equipamiento apropiado.

Nebur les enseñó un plano de la planta y les señaló los lugares donde se guardaban las mascarillas. Después se dirigió a uno de los soldados.
Nebur – Tú vendrás conmigo.
Soldado – ¿Qué tenemos que hacer?
Nebur – Nosotros debemos provocar la fuga.

Los soldados cogieron un plano cada uno y se repartieron por toda la planta. La misión era muy difícil: era casi imposible que no les vieran. Nebur y el soldado recorrieron la planta en busca de algo. Consiguieron dos mascarillas para ellos, y siguieron buscando. Nebur recibió una llamada.

Soldado – Pretor, tenemos todas las mascarillas.
Nebur – Excelente, el resto dejádnoslo a mí y a... a...
Soldado – Erius, me llamo Erius.
Nebur – Eso, dejadlo todo en nuestras manos.

Colgó. Siguieron buscando por la planta, hasta que encontraron lo que estaban buscando. En un pasillo había una puerta, de la que salía una persona. Vestía muy elegante, como si fuera el jefe. Efectivamente, se trataba del encargado de la planta, el que se encargaba de supervisar a los trabajadores. Nebur se le acercó por detrás y le golpeó en la cabeza, dejándolo inconsciente. Lo arrastró hasta su despacho, le quitó su ropa y se la puso, suplantándolo. Tanto Nebur como Erius se despojaron de sus armas pesadas, quedándose solo con las armas pequeñas, que se podían esconder en la cintura (para no llamar la atención), y algunas granadas. Nebur le quitó un manojo de llaves y lo que parecía una tarjeta de acceso a zona restringida. Ataron al verdadero encargado y lo encerraron en un armario, y se dirigieron a su destino.

Bajaron hasta la sala principal, donde los trabajadores controlaban las máquinas que refinaban la especia. Al otro lado de la sala se encontraba el surtidor propio de la planta, en una sala cerrada a la que solo el encargado y unos pocos más tenían permiso para entrar. Mientras recorrían la sala, uno de los trabajadores les llamó la atención.

Trabajador – Disculpad, ¿quién sois vos?

Como Nebur había trabajado un tiempo en esa planta, sabía como actuaban los encargados, así que lo aprovechó para dar el pego.

Nebur – (Con un tono muy antipático) ¿Que quién soy? ¿No has visto la insignia, mequetrefe (Señalando la insignia del pecho)? Soy el nuevo encargado.
Trab. – No nos han dicho nada de un nuevo encargado. ¿Qué ha pasado con Hork?
Nebur – Eso no es asunto tuyo. Basta decir que Hork se encuentra incapacitado para realizar su labor.
Trab. – ¿Y quién es este (Señalando a Erius)? Nunca le había visto por la planta.
Nebur – Ya esta bien de preguntas, ¡a trabajar!

Nebur y Erius siguieron andando, pero el trabajador les miró con cara extraña, como si sospechara. Llegaron a la otra punta de la sala, a la puerta por la que se entraba a la sala del surtidor. Tenía una ranura a un lado.

Nebur – Lo que pensaba, se abre con la tarjeta.

Sacó la tarjeta y la introdujo en la ranura. La puerta se abrió y entraron dentro. Al entrar pudieron ver el enorme tanque que rodeaba el géiser, unido a varios conductos que transportaban la especia a la sala de refinado.

Nebur – Tiene que haber una forma de abrir este silo para liberar la especia.
Erius – Mira, una cerradura.

Se acercaron a una cerradura en el tanque. Nebur sacó el manojo de llaves, y buscó la que más se parecía a la de la cerradura. Estaba a punto de introducirla cuando una bala increíblemente certera la rompió. Ambos se giraron para ver al trabajador con el que habían hablado antes apuntándoles con una pistola.

Trab. – Lo sabía. ¡INTRUSOS!

El trabajador activó las alarmas. Erius sacó su pistola y disparó antes de que el otro lo hiciera. El trabajador cayó al suelo.

Erius – ¡RÁPIDO, TENEMOS QUE SALIR DE AQUÍ!
Nebur – ¡Un segundo!
Erius – ¡NO TENEMOS UN SEGUNDO!

Nebur sacó una especie de bomba de su bolsillo y la enganchó al silo. La toqueteó como programando algo, mientras Erius vigilaba la puerta.

Nebur – ¡YA ESTÁ, PODEMOS IRNOS!

Y los dos salieron por la puerta. Eliminaron a varios soldados y continuaron hacia la salida.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Eddlm » 13 Abr 2010, 18:51

=D> =D> =D> Muy buenos!! A ver la tercera fase... quiero "ver" el tanque del geiser saltar por los aires :mrgreen:

Ah, la planta de procesado -la creación- tiene muy buena pinta... A verla en detalle... (a bajarla y a mirar en spore)
Signature does not match with the actual status of this user
Starting artrage.exe
Eddlm is busy...
Eddlm
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 5734
Registrado: 08 Nov 2009, 01:50
Ubicación: Under the iron sky
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 13 Abr 2010, 18:56

[quote="Eddlm"]=D> =D> =D> Muy buenos!! A ver la tercera fase... quiero "ver" el tanque del geiser saltar por los aires :mrgreen:

Ah, la planta de procesado -la creación- tiene muy buena pinta... A verla en detalle... (a bajarla y a mirar en spore)


gracias, aunque el edificio no es mio, me lo baje de la sporepedia.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Eddlm » 13 Abr 2010, 18:59

#-o Albergaba la esperanza de que fuera tuya...
Signature does not match with the actual status of this user
Starting artrage.exe
Eddlm is busy...
Eddlm
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 5734
Registrado: 08 Nov 2009, 01:50
Ubicación: Under the iron sky
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 13 Abr 2010, 19:03

[quote="Eddlm"]#-o Albergaba la esperanza de que fuera tuya...


lo siento, como ya dije se me estropeo el spore, asik no tengo muchas creaciones propias. el edificio lo puedes encontrar con el buscador de la sporepedia. escribe protoss y señala la opcion "edificios", busca un poco y deberias encontrarlo.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Eddlm » 13 Abr 2010, 19:06

No, si ya lo he bajado... de la foto que pusiste :mrgreen:
Signature does not match with the actual status of this user
Starting artrage.exe
Eddlm is busy...
Eddlm
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 5734
Registrado: 08 Nov 2009, 01:50
Ubicación: Under the iron sky
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 13 Abr 2010, 19:21

es otra opcion :mrgreen: :mrgreen:
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 16 Abr 2010, 18:22

perdon, ha sido el maldito error otra vez!!!
Última edición por Metafight el 16 Abr 2010, 19:19, editado 2 veces en total
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 16 Abr 2010, 19:20

25 – Tercera fase: Huida desesperada

Nebur sacó de nuevo el comunicador mientras corrían, con el incómodo pitido y luces de las alarmas.

Soldado – ¡Señor, han saltado las alarmas!
Nebur – (Sarcásticamente) ¡No me digas, ni lo había notado!
Soldado – ¿Qué hacemos?
Nebur – ¡Buscad la salida más cercana, tenéis que salir de la planta cuanto antes!
Soldado - ¿No podríamos escondernos hasta que se calme un poco la cosa?
Nebur - ¡Escucha, he colocado una granada adhesiva en el silo de especia! ¡Está programada para estallar en 10 minutos, ya 8! ¡Si no salimos antes la especia se liberará, se activará el sistema de seguridad y quedaremos atrapados! ¡RÁPIDO, SOLO TENEMOS 7 MINUTOS!

Nebur colgó y siguió corriendo. Continuaron por el pasillo principal, la salida se encontraba en la otra punta. Las alarmas seguían sonando, Nebur empezaba a ponerse de los nervios. Cuando iban cerca de la mitad del pasillo, una voz les habló tras ellos.

¿? – ¿Vais a alguna parte?

Ambos se detuvieron en seco. Se giraron y vieron a uno de los soldados silveos, apuntándoles con un arma.

Soldado – Así que habéis sido vosotros los que habéis montado tanto alboroto en la planta. De todos modos no sé para qué, no habéis conseguido nada (sonrió).
Nebur – (También sonriendo) Yo creo que sí.

Nebur miró su reloj de muñeca. 20, 19...
Mientras, en la sala del surtidor, los silveos hacían recuento de daños. Nebur y sus hombres no parecían haber dañado las instalaciones. Uno de los científicos se dio cuenta de algo raro pegado al silo. Se acercó para verlo mejor. Parecía una pequeña placa, con una pantalla de cristal líquido. En ella, unos números. La miró extrañado, pero enseguida se dio cuenta. 3, 2, 1...

Científico – ¡CORREEEEEEEED!

Y acto seguido, una gigantesca explosión consumió la sala. El soldado oyó un potente ruido y desvió la mirada un instante. Tiempo más que suficiente. Nebur, rápido de reflejos, sacó la pistola y lanzó un tiro en el pecho. El soldado cayó.

Nebur – ¡VAMOS!

Una segunda sirena se unió a la anterior, esta era aún más alarmante. Conforme iban corriendo, podían ver como las puertas empezaban a cerrarse.

Erius – ¡SE CIERRAN!
Nebur – ¡CORRE!

Erius era más rápido, así que consiguió salir sin demasiado problema. Pero Nebur no lo era tanto, y las puertas estaban a punto de cerrarse. En un último intento, dio un fuerte salto y, increíblemente, logró colarse por la rendija justo antes de que se cerraran las puertas.

En seguida se levantó. Nada más levantarse ambos pudieron oír los golpes en la puerta y las voces desesperadas de los que habían quedado dentro. El resto de sus hombres aparecieron por todos lados de la planta, salvo 3 que no pudieron escapar. Los pocos soldados silveos que quedaban fuera fueron eliminados en poco tiempo.

Y media hora después no quedaba nadie en la planta, más que ellos. Nebur cogió el comunicador y llamó al Ejecutor Aursa para contarle lo ocurrido. A los dos días llegaron los científicos para retomar y reparar la planta, y Nebur y sus hombres volvieron a Natsuro.

Aursa esperaba que Metafight sancionara a Nebur por desobedecerle, pero en contra de eso, debido a que realizó tan importante misión con éxito, fue ascendido a Ejecutor y Erius a Pretor. Rápidamente, los áureos retomaron sus actividades en la región y esta se puso en marcha. Poco a poco se fueron recuperando de la crisis, y volvieron a como estaban al principio de la guerra. Con la ventaja de que las rebeliones en Silverdae la habían debilitado un poco. Aun así, seguían sin poder hacerle frente. Había llegado el momento de convocar una Asamblea Crepuscular, para organizar el siguiente golpe.
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Eddlm » 16 Abr 2010, 21:08

=D> =D> =D> muy bueno!!!


Me necanta "Ver" como la "giganesca explosión consumió la sala" :mrgreen: :mrgreen:


(No sólo me gusta eso eh? :mrgreen: )
Signature does not match with the actual status of this user
Starting artrage.exe
Eddlm is busy...
Eddlm
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 5734
Registrado: 08 Nov 2009, 01:50
Ubicación: Under the iron sky
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor jorge » 19 Abr 2010, 16:17

Sigue,venga,porfi meta
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
jorge
Celebridad
Celebridad
 
Mensajes: 1916
Registrado: 01 Oct 2009, 15:05
Ubicación: Donde a uno le dejen hacer lo que quiera,cuando quiera y como quiera...
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 19 Abr 2010, 16:33

esta tarde me va a ser imposible. lo intentare mañana, pero no prometo nada
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

Re: Amnidae

Notapor Metafight » 22 Abr 2010, 17:50

perdon por la tardanza

26 – La Asamblea Crepuscular
- Dos semanas después de la misión Karn –


Aquella mañana había mucho ajetreo en el Nexo Imperial de Natsuro (el Nexo es el Ayuntamiento de una ciudad, el de Natsuro es el Palacio Imperial). Gran cantidad de personas vigilaban el recinto, mientras otras llegaban allí en transportes de lujo. Según llegaban iban entrando en el Nexo. Una vez dentro del Nexo, eran conducidos a la Sala Crepuscular, donde tenían lugar las Asambleas Crepusculares.

Imagen
Nexo Natsurian

Nada más entrar en la sala, había que recorrer un pequeño pasillo por debajo del semicírculo que formaban los asientos de los Arcontes Crepusculares. En el centro del semicírculo un trono especial se alzaba a gran altura, por encima de los otros. Era el lugar del Judicator. Encima del semicírculo tres balcones con más asientos: uno frente al Judicator para los Ejecutores, y otros dos a los lados para los Pretores y los Indicatores respectivamente. Las paredes, revestidas de auracero* al igual que la fachada, brillaban como el sol.

Imagen

Poco a poco los asientos eran ocupados y la sala se iba llenando. Nebur subió al balcón correspondiente a los Ejecutores y se sentó en la primera fila. Los Arcontes se iban sentando, Pretores e Indicatores también. Cuando estuvieron todos entró Metafight. El gran murmullo se extinguió, la sala se sumió en el silencio. Metafight subió a un ascensor en la columna que sustentaba su trono, y al subir se sentó en él.

Metafight – Se abre la Asamblea. Bien, hermanos, estamos en un punto muerto. Los silveos han perdido fuerza, pero no la suficiente. Tenemos que contraatacar antes de que lo hagan ellos. Adelante, ideas.

Uno de los Arcontes, Orgals, se levantó.

Orgals – Yo tengo una propuesta, lord Metafight.
Metafight – Adelante.
Orgals – Bien, como todos sabéis, algunas colonias de los silveos en Seranus se han independizado, pero la verdad es que lo están pasando mal. Los brutales ataques de Silverdae los está destrozando. Han formado una coalición entre ellos, pero si siguen así no durarán mucho. El líder de la coalición se puso en contacto conmigo el otro día. Me propuso un trato: si les ayudamos con los silveos, accederán a anexionarse al Imperio. Creo que sería bastante recomendable.
Metafight – Es interesante, pero para ayudarles necesitamos más recursos de los que tenemos. Debemos desarrollar más y mejor armamento. Contactaré con ellos para ver si consigo establecer una ruta comercial, mientras tanto...
En ese momento uno de los Arcontes, Cadlis, harto ya de todo lo dicho en la Asamblea, dio un golpe en la mesa y se levantó.

Cadlis – Pero Judicator, ¿por qué nos comemos tanto la cabeza?
Metafight – (Asombrado por su brusca reacción) ¿A qué te refieres?
Cadlis – (En un tono de reproche) Podríamos acabar con su ejército fácilmente, y lo sabéis.
Metafight – Ya dije que no. Me niego.
Cadlis – Señor, recapacitad. Vuestro hijo y su cristal es nuestra última esperanza.

Toda la sala se giró y miró al balcón de los Indicatores, donde se encontraba sentado Naethar, que empezaba a incomodarse de que todos le miraran.

Metafight – Por última vez, mi hijo no luchará.
Cadlis – Pero, ¿por qué no?
Metafight – Porque... (Improvisó) va a realizar una misión de exploración que yo le he encargado.

Era mentira. Simplemente, no quería que Naethar fuera a la guerra porque le aterraba la idea de que le ocurriese algo. Pero lo había dicho, así que ahora debía cumplirlo.

Cadlis – Y, ¿en qué va a consistir esa misión exactamente (se había olido el engaño)?
Metafight – Va a navegar hacia el oeste desde Naenthia, en busca de nuevas tierras (improvisó rápido).

Cadlis no se atrevió a replicarle, le respetaba demasiado. Metafight suspiró, había salvado la situación, pero Naethar parecía enfadado.

Estuvieron debatiendo durante más de una hora. Finalmente, decidieron aceptar la oferta de los estados de Seranus. Terminaron, y los Arcontes empezaron a salir de la sala. Luego los Ejecutores. Después Pretores e Indicatores. Y finalmente el Judicator, que se dio prisa para alcanzar a su hijo.

Había llovido mucho desde que nuestro joven amigo emprendió su viaje hacia la costa metánea. Ahora nos encontramos ante un Naethar mucho más maduro y responsable, aunque mantenía algunos de sus característicos momentos de valentía imprudente. Físicamente estaba casi igual. Pero ahora, además del pantalón azul, lucía un cinturón doble en el pecho con el símbolo áureo.

Metafight – ¡Naethar! Espera, quiero hablar contigo.
Naethar – No hay nada de que hablar.
Metafight – ¿Estás enfadado?
Naethar – ¡Ya está bien, padre! ¡Tengo 122 años, dejad de tratarme como si fuera un crío!
Metafight – Solo intento protegerte.
Naethar – Sé protegerme solito. Soy muy bueno manejando armas. Y además tengo esto.

Agarró el símbolo del cinturón y lo quitó. Debajo de él, escondido el cristal Xelius. Lo volvió a colocar.

Naethar – Con esto soy prácticamente indestructible.
Metafight – Pero solo durante un rato. Después, ¿qué? Quedas expuesto. No se hable más, vas a ir a la misión que te he encargado. Descubre nuevas tierras y expande nuestro imperio.

Naethar acabó resignándose, pero seguía enfadado.
A los pocos días viajó a Gir, una ciudad costera al oeste de Naenthia, donde un barco y su tripulación le esperaban.
Última edición por Metafight el 22 Abr 2010, 19:49, editado 2 veces en total
Imagen
Mi taller: Zona Metafight||Mi historia: Destino Sombrío: La Guerra Definitiva
Las mejores historias están aquí: Foro Escritores. Se buscan usuarios.
Avatar de Usuario
Metafight
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2012
Registrado: 18 Oct 2009, 21:22
Ubicación: Aincrad
Género: Hombre

AnteriorSiguiente

Volver a Historias de otros mundos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Comunidad Capital Sim (2003-2008) webmaster arroba capitalsim.net