Tú eliges Capital SimCity Capital Sims Capital Spore
Capital SimCity

Ariki County Tales

Cuenta aquí lo que te plazca, y deléitanos con los últimos sucesos en tu ciudad.

Moderador: Equipo moderador [CSC]

Ariki County Tales

Notapor Engorn » 25 Feb 2008, 20:08

Bueno, tranquilos, que no he dejado de trabajar en Mosman (y alrededores). Hace tiempo que comencé esta región y creo que ya va siendo hora de que enseñe algo, aunque no sea gran cosa. Dicho esto, manos a la obra:

Imagen



El gran mar de maíz amarillo se extiende de uno a otro horizonte bajo un cielo amenazador. Cuando sopla el viento, el maíz cruje y susurra como si tuviera vida propia; y, cuando el viento amaina, el maíz calla. La ola de calor ya ha entrado en su tercera semana. El aire flota encima del maíz como en cortinas temblorosas.
.../...
Al sur del pueblo hay un matadero gigante, perdido en los maizales y con los flancos de metal erosionados por años de tormentas de polvo. Las caprichosas rachas de aire recogen de la planta un leve olor a sangre y fumigante y lo transportan en vaharadas hacia el sur. Más lejos, se ven despuntar en el horizonte tres gigantescos silos, como los mástiles de un gran velero extraviado en alta mar.
La temperatura se acerca a los treinta y ocho grados. Lejos, al norte, el horizonte chispea en silencio con relámpagos de calor. La altura de las plantas rebasa los dos metros, gruesas mazorcas se arraciman en sus tallos. Faltan dos semanas para la cosecha.
Cae el crepúsculo. El cielo anaranjado se tiñe de rojo. En el pueblo, unas cuantas farolas parpadean y se encienden.
Un coche patrulla, blanco y negro, va por la calle principal en dirección al este, a la gran nada de maíz, clavando sus faros en la oscuridad. A unos cinco kilómetros, una bandada de buitres aprovecha una corriente térmica para dar lentas vueltas por encima del maíz. Se abaten y vuelven a elevarse en círculos interminables, regulares, inquietantes.


Extracto de "Naturaleza muerta" de D.Preston y L.Child

Imagen


Imagen


Ariki Town, Kansas. Principios de Agosto. Atardecer.

La tarde del tres de agosto recibí un aviso de Wilma Kraus en mi oficina. Bueno, lo recibió mi ayudante, Dent, que también es mi hermano. Normalmente de estos asuntos debería encargarse él. Comprobar que una vaca yace muerta en medio de un campo es trabajo para el ayudante del sheriff, no para el sheriff. Pero claro, sus dos días libres empezaban cinco minutos después de recibir la llamada. ¡Maldita señorita Kraus! ¿Esa vieja chocha no tiene otra cosa con la que entretenerse más que dar avisos de animales muertos? Como sheriff de Ariki County debería tener permitido confiscar aquellos objetos que me estorben en mi labor. Así a la vieja Wilma le costaría espiar a los buitres sin sus prismáticos.
Así que me monté en el coche patrulla con el Winchester sobre el asiento del copiloto. Que se trate de un simple animal muerto no quiere decir que no haya que llevar protección... por si acaso. Encendí las luces de emergencia del coche patrulla, pero no la sirena. Tampoco había necesidad de escandalizar a los pocos habitantes que quedan en Ariki Town. Desde que ese capullo dueño de Agricon y Gro-Bain, que irónicamente se llama y se apellida igual que yo, Hank Hazen, ha ido comprando poco a poco las granjas del condado, muchos son los lugareños que se han esfumado, la mayoría a Ariki City. Bueno, al menos esos no se fueron muy lejos.


Imagen


Llegué con el coche al camino que lleva a las granjas, un camino no preparado para un coche patrulla, pero si para las rancheras. No me extraña que cuando le da un infarto a un granjero se quede en el sitio. Las ambulancias no pueden moverse por este terreno. ¡Que se jodan! Por haberle vendido sus granjas a ese chupasangre canadiense.
Desde que Agricon y Gro-Bain llegaron al condado, con las facilidades que le ha dado a la multinacional el gobernador de Kansas, esto cada vez se parece menos a lo que era antes: un tranquilo mar de trigo y maíz. Al nuevo matadero de Gro-Bain llegan diariamente decenas y decenas de pavos que son sacrificados a saber en que condiciones, y no quiero ni imaginar lo que investigan en los laboratorios de Agricon en Ariki City. Un campo de maíz transgénico es lo último que se les ha ocurrido plantar a esos gafosos cerebritos de la Universidad de Kansas.


Imagen


Pero en aquel momento lo que más me preocupaba no era Hank Hazen, el canadiense, y sus grandes empresas. La ola de calor duraba ya dos semanas, y la tercera ya había empezado, y a pesar de que el sol se estuviese poniendo, el sudor de la espalda hacia que la camisa se me pegara al cuero del asiento. Todo lo que hiciera por sofocar el calor era inútil: el aire acondicionado no era efectivo ya que el aire que cogía del exterior estaba caliente, y lo mismo pasaba con ventiladores. Hasta el agua del grifo salía caliente. Parecía que las tuberías se hubiesen calentado. Los únicos que no parecían quejarse eran los arboles que me flanqueaban por el camino, y porque ellos no podían hablar. Si lo hiciesen, ya estaban poniendo a parir al pobre granjero que los había plantado allí años atrás. Por no hablar de los animales, que me observaban al pasar con miradas lastimeras. Animales que los granjeros habían decidido dejar fuera de los establos, al sol. Puede que creyesen que así sudarían más, adelgazarían y podrían hacerlos competir en algún hipódromo, y así sacarse unas ganancias extra.


Imagen


A través del sucio parabrisas del coche patrulla divisé una bandada de buitres que volaban en círculos a gran altura, así que los utilicé como referencia. Sobrevolaban el campo de la familia Ludwig, uno de los pocos granjeros de todo Ariki County que aún no ha vendido su granja. Esperaba que el animal muerto no fuese de su propiedad. Llegué a un punto en el que no podía acercarme más con el vehículo, así que cogí el rifle Winchester y bajé del coche. Los buitres sobrevolaban un lugar que se encontraba algo más al interior del campo de maíz, que por aquel entonces alcanzaba ya los dos metros. Algo extraño. Los animales muertos los solíamos encontrar en el borde del camino que comunica las granjas, no perdidos entre los campos de maíz o de trigo. Con sumo cuidado, empuñando el rifle, me adentré en el campo y fui sorteando plantas de maíz, apartándolas con la mano izquierda mientras el dedo índice de la derecha se posaba sobre el gatillo de mi Winchester y que con el pulgar quitaba el seguro. La atmósfera del lugar me decía que había algo que no era normal, que aquello no era un simple aviso. Atravesé una fila de plantas de maíz y de pronto me encontré en un claro circular. Al principio no entendía nada de lo que veía. La compresión llegó de golpe. Al chocar con el suelo, la escopeta disparó una carga de balines que casi me rozan la oreja, pero en aquel momento, apenas me dí cuenta.
Última edición por Engorn el 25 May 2008, 11:21, editado 3 veces en total
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Engorn
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 10375
Registrado: 04 Jun 2006, 14:46
Ubicación: Getxo
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor mariolega » 25 Feb 2008, 21:06

No está nada mal la historia, ya tienes un seguidor, ya que una región eminentemente agrícola no se suele ver por estos lares jejeje. =D> =D>
VISITA RACAL, LA TIERRA DE CONTRASTES http://foro.capitalsim.net/viewtopic.php?t=8486
Avatar de Usuario
mariolega
Empresario
Empresario
 
Mensajes: 674
Registrado: 25 Feb 2007, 17:45
Ubicación: Leganés, Madrid
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor jsteed » 26 Feb 2008, 00:39

:D :D :D :D Muy chulas las imágenes. Una preciosa ambientación rural y muy buena la historia =D> =D> =D> =D>
Imagen
Avatar de Usuario
jsteed
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 11015
Registrado: 07 May 2004, 08:07
Ubicación: Oviedo
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor Night_Fox » 26 Feb 2008, 15:40

SI, la historia esta genial, y las fotos muy detalladas, con un ambiente rural muy bien creado
Avatar de Usuario
Night_Fox
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 5745
Registrado: 20 Jun 2006, 09:59
Ubicación: Barcelona, España
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor Engorn » 26 Feb 2008, 23:04

:D ¡Gracias por vuestros comentarios! Me alegro de que os guste. Bueno, hoy voy con un poquito más... Advierto, si hay alguien sensible a lo escatológico, que no lea... :wink: :mrgreen:

Imagen

Dos horas después, seguía aproximadamente en el mismo sitio, pero el maizal se había convertido en el escenario de un crimen. El claro estaba rodeado por lámparas portátiles de vapor de sodio, que lo bañaban todo con su luz blanca y cruda, mientras los generadores zumbaban entre el maíz. Los policías del estado habían despejado una vía de acceso, con una zona de estacionamiento donde, sumados a mi coche patrulla, camionetas del departamento de pruebas y una ambulancia, ya eran varios los vehículos aparcados. Dos fotógrafos de la policía forense iluminaban la noche con sus flashes, y un agente se paseaba de cuclillas por las inmediaciones removiendo el suelo con sus pinzas.
Al mirar a la víctima empecé a marearme. Era el primer asesinato de mi vida. El último asesinato en Ariki Town había sido en la época de la Ley Seca, cuando le habían pegado un tiro a Rocker Manning en el río justo en el momento en que estaba comprando una partida de whisky casero. ¿En que año? Joder, quizá en el 31. El responsable de los trámites, y de la detención, había sido mi padre, pero nada que ver. Aquello era una jodida barbaridad.
El condado aún no se había recuperado del suicidio de Laura Norton hacia cuatro semanas. La joven, una mente turbada, se había arrojado al vacío desde la ventana de su habitación en el hospital de Ariki City. Aquello había dejado conmocionados a propios y extraños y los comentarios aún no se habían silenciado en las cafeterías. Un asesinato tan macabro como el que se me presentaba, era lo último que le hacía falta a la comunidad.
Di la espalda al cadáver para observar la vía de acceso, abierta en el maizal para ahorrar un rodeo a los policías. Había muchas posibilidades de que por culpa de ella se hubieran perdido pruebas. Esos capullos de la policía del estado se creen muy duros, pero no tienen ni idea de llevar una investigación.
En aquel momento me llamo el capitán de los policías de Kansas, un hombre altísimo, se acercó haciendo crujir el maíz seco, con las botas negras muy brillantes, la mano tendida y una mueca que pretendía ser una sonrisa. Estreché su mano. ¡Joder! ¡Que tío tan alto! Ya era el tercer apretón que me daba, o el tipo tenía mala memoria o aquello le sobrepasaba y se desahogaba así. Probablemente lo segundo.
-El forense ya ha salido de Ariki City -dijo-. Debería llegar en diez minutos.
Me arrepentí de no haber hecho que Dent respondiera al aviso, pero no habría podido obligarlo. Estaba en su derecho de no acudir.
-Aquí se ve la mano de un artista -dijo el capitán, moviendo la cabeza-. Un artista de los de verdad. ¿Usted cree que saldrá en el Kansas City Star?
No contesté, más que nada porque no se me había ocurrido la idea. Imaginé mi foto en el periódico, y no me gustó. Justo entonces pasó alguien con un fluoroscopio y chocó conmigo. ¡Cuanta gente había joder! Empezaba a haber más gente que en una boda baptista.
Hice el esfuerzo de volver a mirar el cadáver. Me parecía importante fijarme bien antes de que lo recogieran todo y se lo llevaran en bolsas. Grabé automáticamente en la memoria todos los detalles, a cual más inquietante.
Casi parecía un decorado de teatro. Alguien había abierto un claro circular en el maizal. Los tallos rotos estaban apilados pulcramente al borde, dejando libre una zona de tierra y farfolla de unos doce metros de diámetro, un circulo de precisión geométrica. En el centro del círculo había un cadáver de un hombre joven. Lo había reconocido nada más verlo. Era Frank McCloud, un joven que llevaba desaparecido dos semanas y media, desde antes de empezar la ola de calor

Imagen

Lo reconocí a pesar de no tener boca. Aquello era jodidamente macabro. Parecía un dibujo al que le hubiesen borrado los labios de la boca y donde antes estaba ya no había nada, ni siquiera el agujero. Solo una bien disimulada cicatriz. Parecía que el hijo puta del psicópata que había hecho aquello le había quitado los labios, había cosido la hendidura y había esperado a que cicatrizase sellando así sus labios para siempre. Pero el asesino no se había parado ahí. Había seguido mutilando a su víctima. Tampoco tenía manos. El cabrón se las había cortado y después le había hecho dos muñones, con perfecta precisión. Aquel enfermo parecía un cirujano de los grandes.
Lógicamente el asesinato se había cometido en otro sitio, al menos las mutilaciones. El suelo presentaba marcas que morían poco antes del borde del claro, señal de que el cadáver había sido arrastrado. Al prolongar la línea mentalmente, vi un hueco en las hileras de maíz, debido a la rotura de un tallo. Los policías no lo habían visto. De hecho estaban borrando algunas marcas con sus movimientos.
En aquel momento llegó otro coche a velocidad prudencial, con la luz de los faros brincando por el camino a causa de los baches. El conductor frenó en el aparcamiento improvisado y bajó. Era un hombre vestido de blanco con una maleta negra. McHyde, el forense.
Vi que esquivaba los grumos de tierra seca para no mancharse los zapatos. McHyde intercambió unas palabras con el capitán y se acercó al cadáver para examinarlo desde varios ángulos. A continuación se puso de rodillas y, con gran cuidado, ató bolsas en los pies y en los muñones de la víctima. La siguiente operación consistió en abrir la maleta negra y sacó un termómetro. Con sumo cuidado, lo colocó en el vientre del cadáver de Frank y presionó.
Lo que vino nos dejó a todos los presentes en el claro con el corazón en la garganta. Nada más hincar el termómetro en el hígado del cadáver, este se convulsionó y emitió un grito ahogado, ya que el quejido no podía salir de su boca. Intentaba incorporarse, pero la ausencia de las manos no le permitía apoyarse como era debido. Aquello nos llevó a la cruda realidad. Frank McCloud estaba vivo. Mutilado y vivo.
Última edición por Engorn el 25 May 2008, 11:23, editado 3 veces en total
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Engorn
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 10375
Registrado: 04 Jun 2006, 14:46
Ubicación: Getxo
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor jsteed » 26 Feb 2008, 23:35

:D :D :D :D Me encanta, todo tiene un toque Seven que me gusta mucho. Por cierto, genial la imagen de la víctima :mrgreen: :mrgreen:
Imagen
Avatar de Usuario
jsteed
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 11015
Registrado: 07 May 2004, 08:07
Ubicación: Oviedo
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor Night_Fox » 27 Feb 2008, 18:11

QUe interesante esta todo :o Me gusta como lo describes :P Y esa foto te ha quedado muy bien con el cadaver ahi en medio.
Avatar de Usuario
Night_Fox
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 5745
Registrado: 20 Jun 2006, 09:59
Ubicación: Barcelona, España
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor River_mdp » 27 Feb 2008, 18:17

:shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock: mi region parece una de dar verde al lado de la tuya =D> =D> =D>

pd: donde conseguistes esas calles de tierra me lo podrias decir [-o< [-o< [-o< O:)
River_mdp
Ilustrado
Ilustrado
 
Mensajes: 3282
Registrado: 09 Oct 2007, 20:22
Género:

Re: Ariki County

Notapor jsteed » 27 Feb 2008, 23:42

[quote="Night_Fox"]QUe interesante esta todo :o Me gusta como lo describes :P Y esa foto te ha quedado muy bien con el cadaver ahi en medio.


A mi me parece sensacional :mrgreen:
Imagen
Avatar de Usuario
jsteed
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 11015
Registrado: 07 May 2004, 08:07
Ubicación: Oviedo
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor Engorn » 28 Feb 2008, 17:39

Gracias por vuestros comentarios, me alegra que os guste, aunque no estaría mal que comentase algo la gente que lo ve y no dice nada... A ver que os parece esta vez.
River_mdp, las calles esas vienen con el NAM, que vienen en las calle peatonales.

Imagen

Inclinado en su escritorio, Dent, mi ayudante, se dedicaba a rellenar un montón de formularios que seguramente no le sonaban de nada. ¡Joder! En todos los años que llevaba siendo sheriff yo tampoco los había visto. Mi hermano actuaba como si el indisciplinado grupo de reporteros de televisión y de periódicos del otro lado del cristal blindado no existiera.
La luz cruda de otro caluroso día de agosto se derramaba ya por la calle, proyectando las largas sombras de las camionetas de prensa, y dorando la expresión malhumorada de los periodistas. La cosa, tras una noche en vela, empezaba a ponerse un poco fea. La mayoría de ellos había entrado ya en la comisaría de Ariki Town.
Dent parecía procurar concentrarse en los formularios, pero era demasiado difícl hacerse el sordo a los golpes en el cristal y a las preguntas. La situación comenzaba a ser insoportable.
-Les vuelvo a pedir que se aparten del cristal -dijo.
La reacción fue un coro de murmullos irrespetuosos, preguntas a voz en grito y, en general, irritación contenida. Aquello me gustaba. Gracias a las leras de las camionetas, había averiguado que no eran periodistas de la zona, sino de Topeka, Kansas City, Tulsa, Amarillo y Denver. Pues nada, que volvieran a su casa por donde habían venido...

Imagen

Desde las últimas filas, un reportero de los de peor genio lanzó una invectiva en que podían distinguirse las palabras "paleto microscópico". Me acerqué a la cafetera, me serví una taza, bebí un sorbo, y con una mueca formé un gargajo en mi boca, lo escupí al café y, por último, vertí el contenido de la taza en la cafetera.
-¿Preparo más? -me preguntó Dent.
Le dije que no dándole una palmada en el hombro a mi hermano y me volví hacia el grupo del otro lado del cristal y le comuniqué a Dent que iba a dar una rueda de prensa.
Salí de la garita hasta el vestíbulo donde se encontraban los periodistas.
-¿Qué, cómo va?
La respuesta fue una marea humana, y un galimatías de preguntas a pleno pulmón. Levanté la mano y los periodistas se callaron.
A continuación, mi ayudante Dent Hazen y yo haremos unas declaraciones y abriremos un turno de preguntas. ¿Qué les parece si nos portamos todos como gente civilizada?
Hubo un movimiento general de luces encendiéndose, micros en alto, clics de grabadoras y susurros de obturadores.
-Dent, dales un poco de café recién hecho a estos amigos.
Dent me miró, después observó su contenido y procedió a repartir vasos de poliestireno entre los periodistas. Algunos bebían; otros olían disimuladamente.
-¡Beban, beban! -exclamé en tono campechano- . ¡Que no se diga que en Ariki Town no somos gente hospitalaria!
Algunos sorbos más en un clima de inquietud, y algunas miradas de reojo a los vasos. Parecía que el café hubiera atenuado, e incluso domeñado, el espíritu rebelde de los periodistas. El calor ya era agobiante, a pesar de la hora. No había ningún sitio donde dejar los vasos, ni ninguna papelera a donde tirarlos. En una pared había un letrero: PROHIBIDO TIRAR BASURA AL SUELO. MULTA: 100 DÓLARES.
Me ajusté el sombrero y dí un paso al frente, donde me sometí a las cámaras y observé a la multitud en postura marcial. A continuación les dirigí unas palabras. Explique el descubrimiento del cuerpo en seco lenguaje policial; describí el claro, la víctima e incluso los buitres, y, aunque los hechos fueran tan impactantes, logré presentarlos con naturalidad. Con todo, no tardé ni dos minutos, y entonces dí paso a las preguntas.
-Uno por uno vayan levantando la mano -dije-. Como en el cole: al que grite le tocará al final. Empiece usted.
Señalé a un periodista en mangas de camisa e increíble, desmesuradamente gordo. ¡Joder! No me extrañaba que casi no cupiesen en el vestíbulo.
-¿Hay pistas o sospechosos?
-Estamos investigando algunos datos muy interesantes. Es lo máximo que puedo decir.
Aquello era una mentira de las grandes. No había ningún dato, ninguna pista y mucho menos sospechosos. Pero aquellos plumíferos no sabían nada.
-Usted -dije señalando a otro.
-¿La víctima era de por aquí?
-Si, se llama Frank McCloud y era de aquí, de Ariki Town- contesté. Eso si era cierto, aunque últimamente el golfo de Frank pasaba más tiempo en Ariki City que en el pueblo.
-¿Saben cómo se las arregló el agresor para mutilar de esa manera al joven?
-No. Aún no tenemos el parte médico. La víctima ha sido enviada al hospital de Ariki City para ser atendida de sus... heridas -expliqué. También aquello era cierto. El problema era que Frank no tenía lo que comúnmente se conoce como heridas. No estaba magullado ni sangraba. Estaba mutilado si, pero sus heridas habían cicatrizado ya-. Lo que si sabemos, y supongo que ya lo sabrán, es que Frank McCloud llevaba desaparecido unas semanas, intervalo en el que suponemos ha sido sometido a las mutilaciones.
Señalé a una pelirroja de la primera fila que de inmediato me apuntó con un micrófono.
-¿Qué cuerpos de seguridad están participando?
-La policía del estado nos ha ayudado mucho, pero, dado que la víctima apareció en el término municipal de Ariki Town, los responsables somos nosotros.
-¿Y el FBI?
-El FBI no interviene en asesinatos locales, y mucho menos en un caso de mutilación en un pueblo perdido en Kansas. Por lo demás, hemos asignado bastantes recursos al caso, entre ellos el laboratorio especial de criminología de Dodge City, que se ha pasado toda la noche en el lugar del... hallazgo.
-Siguiente pregunta. ¿Smitty?
Dije señalando la cara llena de arrugas de Smit Olson, dueño y periodista del Ariki County Courier, el periódico del pueblo.
-¿Ya hay alguna explicación de la... escena? ¿Tenéis alguna teoría sobre la colocación de la víctima y de porqué el claro?
-Todavía no.
-¿Podría ser algún culto satánico?
-No descartamos la posibilidad -apunté-. Lo que está claro es que el autor no está bien de la cabeza.
Me saqué un paquete de cigarrillos del bolsillo de mi camisa y continué hablando.
-Independientemente de que se trate de una secta, un loco o lo que sea, quiero subrayar y ojo, Smitty, que es importante para tus lectores, que el asesino seguramente no sea del municipio, ni quizá del estado. Y ahora, si me disculpan, tengo una investigación entre manos.
Última edición por Engorn el 25 May 2008, 11:24, editado 3 veces en total
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Engorn
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 10375
Registrado: 04 Jun 2006, 14:46
Ubicación: Getxo
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor jsteed » 28 Feb 2008, 23:48

=D> =D> =D> Genial esta rueda de prensa estilo yankee. Por cierto bonita comisaría :D
Imagen
Avatar de Usuario
jsteed
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 11015
Registrado: 07 May 2004, 08:07
Ubicación: Oviedo
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor Engorn » 12 Abr 2008, 23:17

Bueno, a ver si ahora que el foro parece un pelín (pero solo un pelín) más vivo este tema despierta algo más de interés...

Imagen

Poco a poco pero no ordenadamente los periodistas se fueron marchando. Parecía que por la comisaría había pasado un elefante seguido de un tornado. Miré el interior de la cafetera. Los cabrones se habían tomado todo el café, con escupitajo y todo. Bien por ellos.
Le dije a Betty, la secretaría, que recogiera aquello un poco. Si, lo sé, menudo topicazo de nombre para una secretaría. Pero en fin, toda ella es un tópico: melena corta de castaño oscuro, falda por los tobillos, jersey rosa de angora y gafas. Parecía que había viajado en el tiempo, directa desde los años cincuenta. ¡Joder! ¡Si hasta a sus cuarenta y ocho años aún llevaba aparato en la boca!
Volví a mis asuntos. Era hora de comenzar la investigación, solo que no sabía por donde. La policía forense se había llevado todas las pruebas, bueno, las pocas que había y si es que eran pruebas realmente. Le había dicho a Smitty que seguramente el agresor no era ni siquiera del condado y por Ariki Town no pasaban muchos forasteros. Cualquiera de los parroquianos del bar de Rose recordaría a un extraño, incluso la misma Rose. Esa vieja tiene una memoria prodigiosa para lo que quiere.
Le hice una seña a Dent y ambos nos dirigimos al exterior. La ola de calor no daba señales de remitir y al mediodía pegaba de lo lindo. ¡Joder, antes de montarme en el coche patrulla ya estaba sudando como un asqueroso cerdo! Por eso lo primero que hice al sentarme en el asiento fue poner el aire acondicionado pero no dio mucho resultado. Arranqué y puse rumbo al centro del pueblo mientras Dent iba sentado en el asiento del copiloto abanicándose con una revista de caza. No tardamos ni un minuto en llegar a la calle principal, aparqué en la misma acera y mi ayudante y yo nos apeamos del coche.

Imagen

Había dos cabos por los que empezar a tirar de la cuerda. Lo que recordasen los lugareños sobre los forasteros y preguntar a los que conocían a Frank por si sabían de alguien que quisiera hacerle daño. Decidí que lo mejor sería empezar por el bar de la vieja Rose. El viejo bar, posiblemente el establecimiento más veterano del pueblo junto al ultramarinos, estaba situado en la planta baja de un edificio de dos alturas en el centro de la calle principal. Era curioso como en un pueblo tan pequeño las cosas no tenían ni nombre propio; la calle principal era la calle principal, y el bar de Rose era el bar de Rose, nada de nombres. Eché una ojeada al edifico. En el piso superior Rose alquilaba habitaciones a los forasteros, aunque dudo que saque mucho beneficio con el negocio. Su única manera de sacar algunos dolares con los que ganarse la vida era con el bar más popular, y único, del pueblo, y como tal a esas horas daba servicio a unos cuantos clientes, todos de Ariki Town. Apenas se giraron cuando entré, solo unas breves miradas y al reconocerme volvieron a centrar su atención en sus respectivos vasos.
Rose estaba tras la barra limpiando un vaso con un trapo, lo que le daba un aire de barman del viejo oeste que ya lo habrían querido muchos en aquella época. Al vernos, dejó el vaso boca arriba en la barra y nos preguntó que queríamos beber. Con un gesto de la mano le indique que no queríamos nada. A saber cuantas normas de sanidad vulneraba aquel vaso.
-Buenos días Rose -le salude mientras me apoyaba en la barra sobre mi brazo derecho para así poder observar a la clientela-. ¿Cómo va el día?
-Hora tras hora, minuto tras minuto. Como todos, vamos- contestó. Rose tenía fama de contestar a las preguntas de manera poco habitual-. Venís por lo de Frank, ¿no?
-Verás Rose, queremos preguntar a la gente del pueblo si vió a algún forastero hace dos semanas y media y lo volvió a ver ayer. Quizá tu misma recuerdas algo.
-Lo siento Hank -contestó-. No he visto a un extraño desde hace meses. Ni yo ni ninguno de los presentes seguramente -dijo haciendo un amplio arco con el brazo-, y todos los forasteros pasan por aquí, sin excepción.
-No es una respuesta alentadora, pero gracias por tu ayuda -le dije dándole la espalda para poder ver mejor a los parroquianos-. Espero que no te importe que hable con alguno de ellos.
Entre los presentes había reconocido a Mike. Michael O'Connor era amigo de Frank McCloud, o socio, o algo. No lo sabía exactamente, solo que había una relación entre ambos. Me acerqué a él tranquilamente mientras que Dent hacia lo propio por el otro lado. En cuanto advirtió nuestra presencia pareció ponerse nervioso, incómodo.
-¿No deberías estar de luto?
-¡Frank no ha muerto! -me espetó. Vaya, el tipo a pesar de apestar a whisky barato estaba bastante lúcido.
-Y yo no he dicho que lo esté -sentencié-. Dime Mike, ¿sabes de alguien que quisiera hacerle daño al bueno de Frank?
-¡Ja! -en su cara apareció una expresión de sorpresa- ¡Cualquiera querría meterle un navajazo a Frank! ¡Hasta yo! No hay nadie en todo el condado que no deteste a Fran McCloud, no señor. Ese mamón es un pulo chuta, digo chulo puta. Se cree más que nadie el muy jodido, siempre pavoneándose. No sé porque le han hecho lo que le hayan hecho, pero seguro que sea lo que sea se lo merece...
En aquel momento sonó la radio. Era Betty. Habían llamado del hospital de Ariki City. Ya le habían hecho el reconocimiento médico a Frank y el médico quería darnos la información, así que tendríamos que ir hasta Ariki City para hablar con el doctor. Por lo menos teníamos una excusa para despedirnos de Mike.

Imagen
Última edición por Engorn el 25 May 2008, 11:25, editado 2 veces en total
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Engorn
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 10375
Registrado: 04 Jun 2006, 14:46
Ubicación: Getxo
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor Night_Fox » 13 Abr 2008, 17:28

Genial :P me gusta mucho la historia (aunque no siempre postee, leo todos los temas :D ) Y tambien me gustan esas fotos de pueblos tipicos americanos.
Avatar de Usuario
Night_Fox
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 5745
Registrado: 20 Jun 2006, 09:59
Ubicación: Barcelona, España
Género: Hombre

Re: Ariki County

Notapor t-rex » 03 May 2008, 17:41

Vaya, esta genial el pueblo. La ambientacion rural esta muy conseguida y das mucho realismo con las imagenes tomadas. Muy currado todo. Me gusta ese estilo americano =D> =D>
Imagen
Avatar de Usuario
t-rex
Empresario
Empresario
 
Mensajes: 974
Registrado: 19 Dic 2007, 18:31
Ubicación: Edge of the Universe
Género: Hombre

Re: Ariki County Tales

Notapor Engorn » 24 May 2008, 22:51

Vamos con otro episodio.

Imagen

Es curioso que estando a tan solo diez kilómetros, hiciera meses que no había estado en Ariki City. Quizá un año. Es de esas cosas que al tener tan cerca visitas poco, como la casa de tu suegra aunque viva en la puerta de enfrente.
Bajo el abrasador sol de agosto conduje por la recta carretera que atraviesa los campos de Ariki County, flanqueada por muros de maíz. Durante diez kilómetros lo único que hay que hacer es esforzarse por mantener la dirección del coche en línea recta y no volverse loco al no ver nada alrededor más que maíz y más maíz. Cuando conduces entre Ariki Town y Ariki City pierdes la noción del tiempo que llevas al volante, de cuanta distancia has recorrido. No sabes donde estás. Durante cinco minutos solo ves lo mismo, una línea de asfalto que se pierde en el horizonte, un muro verde y amarillo que lo rodea todo y arriba, el cielo. Nada más. Y al final, cuando termina el maíz, hay un pequeño cruce que lleva al aeródromo y más adelante la carretera empieza a descender. En poca distancia el terreno desciende una buena altura. Es lo que indica que has llegado a la orilla de Ariki River y al puente que permite la entrada a Ariki City.
Siempre me ha gustado ese puente. Simple y funcional, no como las mariconadas esas que hacen por ahí con un diseño la hostia de complicado.

Imagen

Atravesamos el puente y llegamos a Ariki City, la capital del condado, aunque serlo no la había librado de las consecuencias de la llegada de Agricon y Gro-Bain, ni tampoco de PenGen. En el fondo todos sabemos que los nuevos laboratorios que se construyeron hace tres años cerca de la entrada de la ciudad no eran más que otra pieza de la maquinaria para poder meternos maíz transgénico en la ensalada. Joder, en diez años los niños tendrán cuatro brazos y seguro que son amarillos, como los Simpsom.
De la misma manera que muchos habitantes de Ariki Town se habían trasladado a Ariki City, los habitantes de ésta se habían mudado a Kansas City o a otras ciudades más lejanas buscando algo mejor. De los dos cines de Ariki City solo uno quedaba abierto y el otro... en fin, daba sesiones de ciento en viento y últimamente se usaba más como sala de juntas que como cine. Lo mismo había ocurrido con los supermercados, bares, tiendas de ropa o incluso dos de las tres gasolineras. Todo estaba de capa caída. Pero la ciudad seguía en pie y mantenía su dignidad. La verdad es que a medida que conducía por su avenida principal me sorprendía. Esperaba encontrar la ciudad en un estado mucho más decrepito de lo que estaba.
El Ariki City Hospital está en la misma avenida principal, aquella por la que se entra y se sale de la ciudad, así que enseguida llegamos. Aparqué el coche en el aparcamiento del hospital y Den y yo salimos de él. El calor era insoportable y enseguida ambos nos pusimos a sudar, así que con tranquilidad nos acercamos hasta la entrada del hospital, procurando no hacer demasiado ejercicio para no sudar aún más. El golpe fue inmediato. El aire acondicionado hacía parecer que la recepción del hospital estaba en el mismísimo polo norte. Al vernos entrar una enfermera que se encontraba tras el mostrador se levantó y se dirigió hacia nosotros.
-¿Sheriff Hazen?- preguntó la enfermera mientras se acercaba. ¡Joder que buena estaba! Creía que enfermeras así solo las había en las pelis porno y en mis fantasías. Los pacientes debían de estar encantados con el servicio. De soslayo miré a mi hermano y pude comprobar que sus pensamientos debían de ser similares a los míos.
Contesté afirmativamente y la enfermera nos pidió que la siguiésemos. Ambos lo hicimos sin rechistar. Con ese cuerpo la habríamos seguido hasta el fin del mundo si hacía falta. ¡Y por Dios cómo movía las caderas! Bajo nuestras atentas miradas nos guió hasta un ascensor y después nos dio indicaciones para llegar hasta nuestro destino, así que, apenados por tener que apartarnos de semejante visión, indicamos en el panel la planta a la que teníamos que subir y la figura de la enfermera quedó oculta cuando las puertas del elevador se cerraron.
Al llegar a la séptima planta el ascensor se detuvo y las puertas se abrieron. Seguimos las indicaciones que la enfermera nos había dado hasta encontrar el despacho que estábamos buscando, uno en cuya puerta, impreso con letras negras sobre un vinilo transparente adherido al cristal se podía leer: Jack Healer M.D.
Tras das unos golpecitos en el cristal, sin esperar a recibir respuesta giré el pomo y abrí la puerta. El tipo que estaba sentado detrás de la mesa de despacho se levantó como si tuviera un resorte debajo del culo y se acercó a Dent y a mí aceleradamente.
-Buenos días Sheriff Haze -nos dijo a ambos mientras nos tendía la mano a ambos- . He sido yo quien ha llevado a cabo el reconocimiento del señor McCloud.
-Enhorabuena... -dije entre dientes intentando imprimir en mis palabras todo el sarcasmo posible. Aquel tipo parecía emocionado por haber sido el quien había reconocido al pobre infeliz que yo había encontrado tirado en un campo de maíz la noche anterior. Ya le conocía. Había crecido en Ariki Town y cuando le llegó la edad de estudiar una carrera se había marchado fuera, a la universidad. Hacia tres años que había vuelto para trabajar en el hospital- ¿Y bien?
-Bueno... -el doctor hizo una leve pausa para pensar sus palabras mientras se rascaba la cabeza- El paciente está sano. Físicamente. Mentalmente tiene que estar destrozado, aunque todavía no lo sabemos pues no le hemos operado...
-¿Operado? -inquirió Dent.
-Si, bueno, en su estado actual no puede hablar. Tenemos que... Bueno, abrirle un orificio allí donde tenía la boca.
Aquel comentario sonó de lo más desagradable. El desgraciado que le había hecho eso a Frank se la había jugado buena. No solo le había quitado literalmente la boca, sino que encima ahora le iban a tener que cortar de nuevo para poder abrírsela. Desde luego era obra de un salvaje.
-Entonces, mentalmente puede que no esté sano, ¿no es así? -pregunté, aunque nada más acabar mis palabras me arrepentí de haber hecho una pregunta cuya respuesta era tan obvia.
-Por supuesto que tendrá secuelas emocionales. Si no es por una cosa es por otra. A cualquier hombre si le cercenan los huevos le afectaría...
-¿De qué está hablando?
-¡Ah, claro, no lo sabe! Eso lo descubrimos al quitarle los pantalones -dijo el doctor adquiriendo un tono enigmático- . El que le haya hecho todo eso al señor McCloud desde luego lo ha hecho por motivos personales. No se ha limitado a sellarle los labios y amputarle las manos y los antebrazos. También lo convirtió en eunuco.
-¿Quiere decir que le corto la...?
-Si, la y los.
-¡Dios santo! -exclamo Dent. El tipo que lo había hecho era un auténtico animal. ¿Cómo se le ocurren a alguien las ideas para hacer estas cosas?
-Desde luego todo muy bien hecho -comentó el doctor- . Digo que muy bien hecha la incisión, la sutura y la cura -apuntó cuando vio nuestras expresiones de extrañeza- . Apostaría que quien haya sido a ido a la facultad de medicina. Parece un gran cirujano.
-¿Cirujano?
-Si, se requiere habilidad, y cierta creatividad, para llevar a cabo las "operaciones" a las que ha sometido al señor McCloud. Un trabajo en cierta forma admirable... a la vez que detestable. ¿Sabe que la prensa ya le ha puesto nombre?
-¿Si? -pregunté fingiendo interés. La prensa no era precisamente lo que más me importaba en aquel momento. Bueno, ni en aquel ni en ningún otro.
-Si, lo llaman Jack the maimer. Jack el mutilador.

Imagen
Última edición por Engorn el 12 Sep 2008, 17:37, editado 2 veces en total
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Engorn
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 10375
Registrado: 04 Jun 2006, 14:46
Ubicación: Getxo
Género: Hombre

Siguiente

Volver a Historias urbanas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Comunidad Capital Sim (2003-2008) webmaster arroba capitalsim.net