Tú eliges Capital SimCity Capital Sims Capital Spore
Capital SimCity

San Franthurk

Cuenta aquí lo que te plazca, y deléitanos con los últimos sucesos en tu ciudad.

Moderador: Equipo moderador [CSC]

San Franthurk

Notapor elnovamas » 15 Abr 2009, 16:04

Imagen


Alfred Garndeburg. Es esa clase de multimillonario que harto de la vida en la gran ciudad, decide establecerse en un pueblo pequeño.
A mediados del verano apareció una comitiva de camiones, que se pararon delante del antiguo hospital comarcal de San Fankthur y empezaron a descargar materiales de construcción y obreros que tardaron 3 meses en reformar y amueblar todo el edificio.

Imagen

Los continuos rumores que corrían como la pólvora entre los vecinos eran ciertos. Una persona muy importante tenía pensado establecerse en el edificio más emblemático del pueblo. Algunos simplemente lo comentaban por curiosidad, otros por envidia. Pero era algo que todo el mundo conocía.
Alfred contemplaba el pueblo desde la ventana del despacho, estilo victoriano que mandó reformar en lo alto del antiguo hospital.
-Pedro, tráeme el desayuno al despacho, y también los periódicos que quiero leerlos aquí -. Dijo oprimiendo el botón del intercomunicador.
-en seguida señor - respondió una voz ronca. Era el mayordomo personal del señor Alfred.
Pese a que tenía varios sirvientes, cocineros, y demás trabajadores el dueño de la mansión solo confiaba ciegamente en Pedro para la tarea que le tenía encomendada. Nervioso seguía oteando al horizonte con la cómoda silla de cuero girando levemente de izquierda a derecha al mismo ritmo que se consumía un cigarrillo en su mano derecha.
-¿da su permiso para pasar? Se holló tras la puerta.
-adelante Ped... Casi no terminó de pronunciar la palabra cuando el mayordomo cruzó la puerta con la bandeja de plata con el desayuno, y bajo el brazo izquierdo un pequeño montón de periódicos. Tras colocar con delicadeza la bandeja en la mesa de reuniones y los periódicos a mano derecha.
Casi al mismo tiempo Alfred observaba como la luz coloreada por las vidrieras que coronan el techo del despacho reflejaba en la bandeja de plata, a la vez que tomaba asiento, y apagaba su cigarro consumido en el cenicero.
-necesito que haga algo para mí. Logró decir el dueño de la casa con la voz entrecortada.
-lo que necesite señor-.
- tienes que llevar esto (mientras sacaba un sobre del bolsillo interior de su chaqueta de smoking, y lo dejaba posado encima de la mesa) a la casa del señor Rodrigo. Y tienes que recoger un maletín negro-.
-claro señor. En cuánto haga las labores de la mañana lo llevaré-.
-¡no! Exclamó Alfred sobresaltado. – Necesito que lo entregues lo antes posible-.
- en ese caso iré ahora mismo, si necesita algo no dude en pedirlo. Dijo a la vez que se retiraba de la habitación.
Cuando el mayordomo circulaba en coche hacia el lugar que le mandó su jefe, no pudo evitar dirigir la mirada hacia el asiento del copiloto donde se encontraba el sobre.
-¿Qué será? ¿Por qué está tan nervioso el señor por la entrega de un sobre? Se dijo para sí mismo el mayordomo.

Imagen

La casa del tejado rojo. Con su gran jardín era el destino del sobre.
Tras bajarse del coche y picar al timbre apareció por la puerta un hombre bajito, regordete y con profundos síntomas de calvicie avanzada. Era el señor Rodrigo Miraflores.
-¿si?
-hola, soy el mayordomo del señor Alfred, y tengo como orden entregarle éste sobre (a la vez que enseñaba el sobre) y me dijo que usted tenia que darme un maletín negro-.
-si, si te estaba esperando, Pasa. Iremos a mi despacho- Dijo Rodrigo a la vez que se apartaba para que entrara el mayordomo.
Ambos subieron unas escaleras blancas hacia un despacho de estilo moderno, con las paredes vírgenes, sin ningún tipo de obra de arte. Y se situaban cerca de una estantería repleta de libros, donde había apoyado un maletín en el suelo.
-bueno aquí tienes el maletín, ahora dame el sobre-. Dijo nerviosamente el hombre.
-permítame primero si es tan amable el maletín señor- dijo el mayordomo dándose cuenta que en dicho maletín había algo que tenia a ambos hombres preocupados. Y asegurándose de que no le diesen gato por liebre.
-todo tuyo, yo solo quiero líbrame de el tan rápidamente como me sea posible-. Dijo a la vez que señalaba hacia el maletín.
Cuando Pedro cogió el maletín se dio cuenta que no pesaba mucho, y tampoco hizo ningún ruido. Por lo que dedujo que o estaba vacio, o solo tendría papeles.
-aquí tiene, si no tiene inconveniente yo me voy ya- dijo a la vez que le entregaba el sobre.
-ya sabe donde se encuentra la puerta- dijo Rodrigo observando el sobre que acababa de recibir como si de una bomba se tratara.
Mientras salía de la casa, Pedro cada vez se encontraba mas extrañado de la actitud tan rara primero de su jefe, y ahora del señor Rodrigo. Se subió al coche, introdujo la llave, y mirando hacia atrás comenzó a mover el coche en dirección a la mansión.
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
elnovamas
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2871
Registrado: 21 Mar 2007, 12:57
Ubicación: gijon
Género: Hombre

Re: San Franthurk

Notapor Unknown23 » 15 Abr 2009, 16:25

:shock: :shock: :shock: Me has dejado con la intriga. Horrible intriga. Pobre mayordomo... se está metiendo hasta el cuello en el barro. ¿Verdad? :mrgreen:
Unknown23
Habitual
Habitual
 
Mensajes: 101
Registrado: 30 Ago 2008, 23:45
Ubicación: Distrito de Áncora Central. Calle 15 entre 23 y 42.
Género:

Re: San Franthurk

Notapor erjolog » 15 Abr 2009, 17:44

Q intrigante, x q me pausas... :evil: , quiero la continuación...!!!

jeje, esta bueno el comienzo :wink:
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Re: San Franthurk

Notapor _Javi_ » 15 Abr 2009, 23:41

Valla intriga,veremos que pasa despues...
Imagen
Avatar de Usuario
_Javi_
Celebridad
Celebridad
 
Mensajes: 1235
Registrado: 25 Jul 2008, 22:58
Ubicación: San Salvador de Jujuy,Argentina
Género: Hombre

Re: San Franthurk

Notapor elnovamas » 19 Abr 2009, 13:15

Imagen

Imagen

Como cada mañana el agente de policía Roberto Kelvin se toma su café y su donuts en la cafetería a la espera del agente local Christian folk. A Roberto no le gustan nada los pueblos. Nacido y criado en Pitburg, toda la vida pensó que la vida en la gran ciudad es un placer para los sentidos, todo lo que podías necesitar lo tienes al alcance. Él fue el primero en protestar cuando el comisario García le destinó a San Franthurk. No lograba entender por que tenia que encargarse él de la investigación del caso “evo”, cuándo había muchos otros agentes que se presentaron voluntarios. Pero lo que más odiaba sin duda era que tenía que ir de copiloto con un policía local, ni siquiera le dejaron llevarse su Lincoln negro.
Estaba absorto en sus pensamientos cuando sintió una palmada en la espalda, era el sin duda Christian.
-hola compañero ¿listo para un día de aventuras?- dijo el agente local con su sonrisa habitual.
-pse… Preferiría estar metido en un atasco, o persiguiendo a un criminal por las abarrotadas calles de Pitburg-.
-vamos, no me negarás que éste pueblo tiene su encanto ¿verdad?-.
-no, desde luego que no- (a la vez que maldecía por dentro al comisario por la decisión) –bueno vámonos que hoy tenemos un día movidito-.
Ambos agentes se suben al vehículo policial a la vez que continúan con la conversación.
-desde luego, tenemos que ir a la zona de fincas, se encontró por la mañana un cadáver- dijo el agente local, ocultando parte de la información como a él siempre le gustaba hacer, cosa que el agente Roberto odiaba con todas sus fuerzas.
-¿sabemos de quien se trata?-.
Cogiendo un cuaderno, y mirando el nombre el agente local le dice con tono neutral. –Se trata del señor Rodrigo Miraflores-.

Imagen

El agente Roberto se adentra en el cordón policial, y se dirige al comisario local.
-buenos días ¿Qué sabemos?-.
-buenos días Roberto, la victima era Rodrigo Miraflores, 46 años de edad, con problemas de sobrepeso, recibió un balazo en la cabeza, el forense acaba de meter el cadáver en la ambulancia. Cuando termine la autopsia sabrás mas cosas. De momento lo atribuimos a un ajuste de cuentas, también puedo decirte que en el bolsillo interior de su esmoquin tenia una nota-.
-¿Qué decía la nota?- preguntó el agente intuyendo la respuesta.
-no lo sé, según la cogimos. La enviamos a la comisaria para que la analizaran-.
Roberto estaba realmente cansado de la actitud tan pasota del comisario local. Entendía que estuviera ofendido por que le mandaran a un agente de otra ciudad para ocuparse de un caso. Pero no lograba entender por que el comisario le ponía siempre las cosas tan difíciles.
-si no tienes molestia, después me pasaré a ver la nota-.
-pásate a última hora, que es cuando habrán terminado con la nota- dijo el comisario ensanchando el pecho a la vez que se metía las manos entre el cinturón policial y el pantalón.
-¿se encontró algo relevante en la escena del crimen? Preguntó Roberto.
-bueno a decir verdad, estaba esperando a que llegases, para ponerte a ti al cargo de la búsqueda- dijo a la vez que se dirigía a su coche.
Los tres agentes restantes se acercaron a Roberto, a la espera de recibir órdenes.
-vamos a intentar ser lo más escrupulosos posibles, vamos a mirar la zona centímetro a centímetro, y todo lo que encontréis primero lo fotografiáis, y luego lo cogéis con guantes y lo guardáis en bolsas- dijo a la vez que se ponía unos guantes de plástico.
Roberto se alejo un poco de la escena del crimen, y oteando las raíces de los manzanos comenzó a buscar algo raro. Tan concentrado estaba que no oía las llamadas del agente que estaba detrás de él, sin ninguna duda era Christian. al final girándose el agente le comenzó a hablar.
- ya es hora de comer. ¿Das tu permiso para ir a por algo?-
-si claro. Es bueno hacer un pequeño descanso (dijo a la vez que giraba su muñeca para ver la hora), que además se me fue el santo al cielo… Ya son las 4 de la tarde.
-¿Qué te traigo?- dijo el agente sacando un block.
-un bocadillo de jamón serrano, y una botella de agua. Y si no es mucha molestia un paquete de chicles de fresa (a la vez que sacaba su cartera).
-no, déjalo Hoy invito yo-.
-gracias- logró decir Roberto sorprendido.
Ambos agentes caminaron juntos, y se separaron cuando el agente local se subió al vehículo policial, y Roberto se fue a reunir al capo del coche patrulla donde estaban los demás agentes.
-¿habéis encontrado algo interesante chicos?-.
Uno de ellos se fue al maletero y le enseñó una bolsa a la vez que decía.
-encontré el casquillo del arma. Por sus medidas, se trata de una pistola de grandes medidas, como podría ser una Desert Eagle. El casquillo estaba al borde de la carretera, lo que quiere decir que fue abatido a cierta distancia-.
Los agentes y Roberto continuaron un rato más ablando del caso, cuando el Christian llegó con la comida. Todos comieron amistosamente, y pasado un rato se pusieron de nuevo a buscar posibles pistas. Roberto ésta vez se dirigió a donde habían encontrado el casquillo.
Lo primero que le llamó la atención, y que el agente que encontró el casquillo debió pasar por alto eran unas pequeñas huellas de frenada un poco antes del cruce. Roberto llamó al agente a donde el estaba.
-¿te fijaste en estas huellas?-.
-a decir verdad, las fotografié por si acaso. Pero no las consideré relevantes. En ésta zona los granjeros puede circular realmente rápido con sus tractores, o sus furgonetas-.
-si. Me lo imaginaba, pero ahí algo que no me cuadra. Si te fijas, las huellas no tienen la típica anchura de un tractor, o una camioneta. Son estrechas a la vez que la banda de rodadura Parece demasiado ancha… no sé, pero apostaría mi placa a que se trata de un deportivo. De todas formas entrega la foto en la comisaria, y que averigüen algo más del vehículo-.
-claro señor, cogeré ahora mismo el coche, y me plantaré en un abrir y cerrar de ojos en la comisaria ¿después que hago?-.
-en la escena del crimen de momento nos valemos los que nos encontramos aquí. Pero me gustaría que a las nueve o así que viniera alguien a hacernos un relevo. dos coches serian más que suficientes Con un agente que lleve a los que no tienen coche y los acerque hasta casa, y los otros dos que se queden dentro del coche patrulla custodiando la zona es suficiente-.
-de acuerdo- dijo a la vez que le daba la espalda y encendía el coche patrulla.
La tarde en el lugar del crimen no dio mucho más de sí. Y no se encontraron nuevas pistas. Cuando estaba anocheciendo,llegó el relevo, todo el mundo cansado se despidió. Roberto y Christian como era costumbre se subieron al mismo coche patrulla. Roberto preguntó.
-¿te dejo en casa? me imagino que estarás cansadísimo-.
-no te preocupes, todavía me quedan fuerzas para ir a la comisaria, y enterarme de la marca del vehículo que hizo las huellas de frenada, y sobre todo. Que decía el papelito que el comisario no me quiso enseñar-.

Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
elnovamas
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2871
Registrado: 21 Mar 2007, 12:57
Ubicación: gijon
Género: Hombre

Re: San Franthurk

Notapor erjolog » 19 Abr 2009, 18:47

x q me dejas de nuevo con la intriga :evil: ...
quiero saber q sigue...
jeje, muy bueno :wink:
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Re: San Franthurk

Notapor elnovamas » 19 Abr 2009, 22:40

[quote="erjolog"]x q me dejas de nuevo con la intriga :evil: ...
quiero saber q sigue...
jeje, muy bueno :wink:



:mrgreen: gracias.
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
elnovamas
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2871
Registrado: 21 Mar 2007, 12:57
Ubicación: gijon
Género: Hombre

Re: San Franthurk

Notapor Sergiovi » 19 Abr 2009, 22:54

Nosotros también queremos enterarnos de lo que decía ese paelito :mrgreen:
Muy bueno, me gusta mucho.
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre


Volver a Historias urbanas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Comunidad Capital Sim (2003-2008) webmaster arroba capitalsim.net