Tú eliges Capital SimCity Capital Sims Capital Spore
Capital SimCity

El otro lado de Terra Nova

Cuenta aquí lo que te plazca, y deléitanos con los últimos sucesos en tu ciudad.

Moderador: Equipo moderador [CSC]

El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 19 Abr 2009, 13:28

Baboo había sido siempre un hombre pacífico, se ha pasado la vida cultivando para autoabastecerse y criando ovejas y otros animales también para lo mismo. Apenas había salido de su poblado, donde tenía a todos sus amigos y familiares, que tampoco habían salido del poblado, cuando gente desconocida apareció allí con un papel en la mano según el cual debían irse. Pasados varios días aparecieron más personas, pero éstas con enormes máquinas que violentamente arrancaban la tierra para llevarla lejos del poblado. Como la llanura siempre había sido suya, Baboo y todos los jóvenes del poblado, se ponían delante de las máquinas para impedirlo. De esta forma, los que las manejaban se bajaron de ellas y se fueron. Baboo estaba contentísimo, habían conseguido salvar el poblado, pero los ancianos de la aldea eran más pesimistas, no paraban de afirmar que si los occidentales se iban no era para no volver, sino para volver con violencia. Y así es como ocurrió,pasadas varias semanas volvieron los mismos hombres con el papel en la mano y acompañados esta vez de gente uniformada que violentamente obligó a los habitantes, no solo del poblado de Baboo sino de toda la llanura, a abandonar sus hogares. Pero al irse, les dijeron que no tenían que preocuparse, si querían seguir viviendo allí, solo tenían que pedir un préstamo y comprar un piso de los que se estaban construyendo allí mismo a "Construcciones Grandes paredes."
Baboo y el resto del poblado, sin entender nada de lo que les estaban diciendo y sin saber que puñetas estaba pasando, sin saber porque estaban abandonando el lugar donde nacieron ellos, los padres de ellos, los padres de los padres de ellos... sin saber porque estaban caminando hacia las montañas, donde habitaban tribus violentas, abandonaron las llanuras.
Llegaron a las frías montañas y todos se preguntaban como les recibirían.

Continuará
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 19 Abr 2009, 22:32

Las tribus de las llanuras siempre habían estado enemistadas con las de las montañas, pero ahora, con el avance de "la civilización," Baboo, su tribu y todas las de la llanura se habían visto obligadas a ir a las montañas. A diferencia de los habitantes de las montañas, los poblados de las llanuras eran pacíficos, por lo que no estaban acostumbrados a luchar. Así, la tribu de Baboo no tardó ni dos días en decidir que debían abandonar ese lugar, pues ya había muerto la mitad de la tribu.
Tras reunirse el consejo de ancianos, decidieron volver a las llanuras para preguntar a los que les estaban destrozando sus hogares que quien era el causante de todo aquello. La respuesta fue "el gobierno". Dónde estaba ese maldito gobierno fue la segunda pregunta. Les respondieron que tan solo tenían que ir a Dos Ríos, y que lo más aconsejable era ir en tren.
Decidieron que Baboo y Ralaso, el gran gran amigo de Baboo, irían a Dos Ríos en tren para exigir a ese tal gobierno que les devolviesen sus tierras. Vendiendo sus hachas de guerra al maquinista del tren, consiguieron llegar hasta Dos Ríos.
En la estación central, cogieron el autobús, lo que les había recomendado el maquinista, para ir al parlamento, donde se suponía que debía recibirles ese tal gobierno para devolverles las llanuras.
Baboo y Ralaso se quedaron pasmados viendo el magnífico edificio del parlamento. Como la puerta estaba abierta, se decidieron a entrar para preguntar donde estaba el gobierno, pero antes de cruzar la puerta, unas manos los agarraron y les preguntaron que adonde iban.
-A hablar con el gobierno.- Contestan éstos. Argumento poco convincente para los guardias de la puerta del parlamento. Pero Baboo y su amigo tienen la mala fortuna de que, en el momento en que intentan convencer a los guardias de que no quieren hacer nada malo, unos miembros de una asociación radical en pro de los derechos de los nativos empiezan a lanzar huevos de gallina al edificio del parlamento. Los "lanzadores de huevos" son detenidos en el acto, pero Baboo y Ralaso corren la misma suerte por ser cómplices, pues según la versión de los guardias, los han entretenido para que sus compañeros puediesen lanzar los huevos.
Baboo y Ralaso van a dormir esta noche, pues, en el cuartelillo.

Ya os iré contando más adelante más historias de "lo que no se ve de Terra Nova"
Espero que os haya gustado, aunque no estoy muy inspirado últimamente.
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor erjolog » 19 Abr 2009, 22:59

[quote="Sergiovi"]
Espero que os haya gustado, aunque no estoy muy inspirado últimamente.


Pero va bien la historia :wink: . Tiene su intriga :mrgreen:
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 20 Abr 2009, 11:49

De momento dejo a Baboo y me voy con Alberto, pero ya se encontrarán.
6:00 horas. Suena el despertador que está en la mesilla que está situada al lado de la cama en la que está tumbado Alberto. Como todos los días laborables suena este despertador a esta hora, el cuerpo de Alberto ha tomado ya la costumbre de despertarse unos minutos antes.
Se levanta intentando hacer el menor ruido posible, como todos los días. Como todos los días, se dirige al baño para asearse, tras lo cual se viste, desayuna y vuelve a su cuarto para despedirse, como todos los días, de su esposa.
Baja a la calle y va hasta donde aparcó el coche la tarde anterior, es decir, va hasta el quinto pino. En una ciudad tan grande como Dos Ríos, es casi imposible encontrar sitio para aparcar, y la cosa iba a peor, pues el ayuntamiento se había empeñado en aumentar el número de habitantes que tenía, pues según los políticos seguía siendo un número bajo.
En fin, como todos los días, Alberto arranca su S 4, coche que debe tener media Dos Ríos, pues es perfecto para la ciudad y con un precio asequible, y pasa por casa de Julio, compañero de trabajo desde hace ya años, para recogerlo e ir juntos hasta el trabajo.
-Estoy hasta las pelotas- estas fueron las primeras palabras de Julio al entrar en el coche.
-Buenos días- Es la contestación de Alberto.
-Mi hijo, se pasa el maldito día cara al ordenador y no hay manera de que estudie. Por la mañana, antes de ir a clase, ya está en eso que llaman Internet. Ahora mismo, que son las –mira la muñeca para ver la hora aunque sabe de sobra que todos los días Alberto pasa por su casa a la misma hora- siete menos veinte ya estaba dándole al ratón. Pero lo peor es que por la tarde, nada más llegar de clase ya está cara al ordenador con ese maldito juego que lo tiene enganchado, el "no se que city," o algo así.
-Los críos lo que necesitan es disciplina, sin ella nunca llegarán a ningún lado. Quedas advertido.
-Ya, ya- Es la única respuesta de Julio.
En nada ya se han plantado en la obra, pues, aunque en Dos Ríos es difícil aparcar, el tráfico es bastante fluido, pues dispone de buenas avenidas y autovías. La suerte que tienen ahora Alberto y Julio es que donde están trabajando en este momento es en el futuro museo de la historia de Dos Ríos, algo apartado de la ciudad, por lo que pueden aparcar en la puerta misma de la obra.
Entran en la obra como de costumbre para seguir con lo que ayer por la tarde habían dejado a mitad al cumplir el horario. Entran pensando que, como de costumbre, verían lo que empezaron ayer ya acabado por otros obreros que trabajan por la noche. Pero hoy es un día especial, ven que todo está tal y como lo dejaron ayer por la tarde.
Alberto, Julio y el resto de los obreros se miran entre ellos con cara de desconcierto. ¿El ayuntamiento habrá dejado de pagar la obra y tendrán que irse a la calle? Eso es poco probable, pues Dos Ríos está en pleno fervor constructivo, sin embargo, a todos los allí presentes se les pasa esa idea por la cabeza.

Continuará.
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Unknown23 » 20 Abr 2009, 15:50

xDD, "nosequé city" ¿Y también se la pasa en una página que se llama "capitalnosequemie..."? Muy bueno. Está buena la idea de mostrar los lados "oscuros" de las ciudades. Te hace pensar de una manera totalmente distinta.
Unknown23
Habitual
Habitual
 
Mensajes: 101
Registrado: 30 Ago 2008, 23:45
Ubicación: Distrito de Áncora Central. Calle 15 entre 23 y 42.
Género:

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 20 Abr 2009, 19:58

Sí, supongo que también se pasará el día en "capital no se que" :mrgreen:
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor erjolog » 20 Abr 2009, 21:35

Jeje :lol: , cierto, es buena la idea de mostrar los lados oscuros...
La historia continúa bien :wink:
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 21 Abr 2009, 12:38

Antes de empezar a leer, advierto que los hechos que voy a contar ahora son cronológicamente anteriores a la entrada de Terra Nova en la ORU.

Guiados por el capataz de la obra, sin saber adonde van, los constructores del futuro museo llegan justo al pie del último puente construido en Dos Ríos. El capataz les ha dicho ya que, temporalmente, trabajarán en un nuevo proyecto dejando de lado el museo.
Donde acaban de llegar tan solo hay un descampado que están agrandando camiones llenos de tierra que no cesan de llegar.
-¿Qué puñetas se supone que tenemos que hacer aquí?- Pregunta uno de los albañiles.
-El edificio que vamos a presentar como candidato para acoger la sede de la UIT-
-Pero si ni siquiera estamos en la ORU, ¿Cómo vamos a presentarnos a la candidatura de la UIT?-
-¿Qué tú no ves las noticias o qué?-
-Bueno, dejando a parte el hecho de estemos o no en la ORU, -interviene ahora Alberto- ¿nos dará tiempo a construirlo antes de la III Reunión de la ORU?-
-No os preocupéis, todos los obreros de Dos Ríos han dejado de lado sus tareas y ya están viniendo aquí a hacer lo mismo que vosotros- Contesta el capataz.
-¿Eso quiere decir que no tenemos que hacer nosotros todo el edificio?-
-Quien sea algo observador, habrá visto ya que los cimientos ya están empezados, los han empezado esta noche los que de normal trabajan de noche en el museo.-


22:27 horas. Alberto entra en la cama agotado tras casi quince horas y media de trabajar descansando tan solo para almorzar, comer y cenar.
-Están abusando de vosotros, deberíais ir a la huelga- Son las únicas palabras que le dice su esposa, sabe que si le habla un poco más no la oirá, pues Alberto tarda tan solo trece segundos en dormirse, los tiene contados.

Tan solo dos días después, Alberto se ha convertido en el líder sindical, y tienen convocada ya una huelga para el día de hoy. La manifestación pasa precisamente por el puente que está situado al lado de la obra, luego, pasan por delante de la universidad y van hasta el centro por una avenida.
Casi acabada la manifestación, Alberto y Julio ven que unos cuantos colegas suyos están alterándose demasiado y, temiendo que acabe mal la cosa, se acercan a ellos para pedirles que se calmen, pero, sin saber como, acaban peleándose con ellos hasta el punto de que Alberto empuja a uno de ellos hacia un escaparate rompiéndolo en mil pedazos.
Alberto y Julio van a dormir esta noche, pues, en el cuartelillo.
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 22 Abr 2009, 21:56

Adrián es policía en Rienzópolis, la segunda ciudad de Terra Nova. Vive en el centro histórico de la ciudad, a tan solo unos metros de la Estación Central de ferrocarril y de la magnífica catedral neogótica.
Hoy le toca patrullar por la parte noreste de la ciudad, una zona fácil, pues, aunque esté en el término municipal de Rienzópolis, esa zona está totalmente vacía. Antes había campos agrícolas, pero desde que el alcalde prohibió los cultivos en la ciudad, en esa zona tan solo hay una avenida que lleva hasta un pequeño polígono industrial que hay por la zona. El resto es todo una inmensa llanura que espera a ser urbanizada por la despiadada constructora “Grandes Paredes.” Lo único que hay es un recinto grande vallado rodeado de palmeras que nadie sabe que es.
Aunque esa zona es fácil de patrullar, pues no hay nada que hacer salvo que conducir, Adrián siempre espera que suceda algo que lo saque de la rutina. Hoy es el día en que su sueño se hace realidad. Delante de ellos (va con su compañera de patrulla, Alicia) circula una típica furgoneta blanca que ya hace suficiente con alcanzar la ridícula velocidad de 90 Km/h. Pero algo hay en la furgoneta que le llama la atención a su compañera Alicia. Le pregunta a él que si le suena de algo esa furgoneta. A Adrián también le suena pero no sabe decir de que. Cuando la furgoneta gira por una pequeña carretera y ellos siguen por la avenida, consigue por fin acordarse.
-¡La pegatina de la rana!- Dice. La furgoneta tenía en la puerta trasera una pegatina de una rana, la misma pegatina que un señor hacía unas horas decía que tenía la furgoneta que acababan de robarle.
-Es la misma matrícula.- Certifica Alicia.
Dan media vuelta allí mismo y se dirigen hacia la esquina donde había girado la furgoneta antes. Ven desde lejos que entra en el recinto de las palmeras.
-Siempre he pensado que esas palmeras sirven para ocultar algo- Dice Adrián a su compañera.

Continuará.
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor erjolog » 22 Abr 2009, 23:24

Que intriga :mrgreen: .., me da curiosidad saber que pasará luego...
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 27 Abr 2009, 20:33

-¿Qué hacemos? ¿Llamamos a la puerta o saltamos la verja?- Dice Adrián.
-Yo no haría ninguna de las dos.- Le contesta su compañera.
-Si que podemos, hemos visto una furgoneta robada y saltamos la valla para sorprender a los ladrones.-
-A mi esto me da mala espina, yo pediría refuerzos.-
-Pero Alicia, es solo una furgoneta robada.-
-Yo creo que ahí dentro hay algo más que una furgoneta robada.-
-Pero… -Adrián mira la cara de su compañera y acaba por decir.- Está bien, pediremos refuerzos.-

Al poco rato, las F.E.T. (Fuerzas de Élite Terronovianas) llegan al lugar y les dicen a Adrián y a Alicia que ya pueden irse, que ya se ocupan ellos de todo.
-¿Ves?, ahora ya si que no podemos entrar- Recrimina Adrián a su compañera de patrulla.
-Así no nos pasará nada peligroso.- Se defiende ella.

El coronel Alonso está al mando de la operación en este momento. Derriban la puerta de entrada y entran en el recinto profesionalmente. En ese mismo instante, en la radio del coche del coronel, se oye “Coronel Alonso, cancele la operación inmediatamente, nos ha llegado orden del ayuntamiento de cancelarla, Coronel Alonso, ¿me oye?,” pero el coronel ya está con sus subordinados en el recinto viendo las grandes plantas de cocaína que hay dentro.

Mientras los de las F.E.T. están registrando el lugar tras detener a siete personas que se encontraban allí dentro, el coronel Alonso entra en compañía de unos cuantos policías en el despacho del alcalde para detenerle por corrupto. El alcalde, Facundo, llevaba unos meses recibiendo dinero de los traficantes a cambio de su silencio.
Mientras lo sacan fuera de su despacho, va gritando como loco. –No me entendéis, lo he hecho por el bien de la ciudad, ese dinero no me lo he quedado yo, es para la ciudad, ¿De dónde creéis que ha salido parte del dinero para pagar ese precioso tranvía que disfrutáis todos los días?-
-Bueno, ya han llamado de Dos Ríos, -Dice el consejero de Transportes al de Servicios.- Mañana mismo mandarán a alguien para que se ocupe del ayuntamiento hasta las elecciones.-

Facundo va a dormir esta noche, pues, en el cuartelillo.


PD: He de decir que en este momento, Rienzópolis está en pleno desarrollo sin ayuda de tratos con traficantes.

PD2: ¿A que os pensabais que serían Adrián y Alicia los que acabarían en el cuartelillo?
:mrgreen:
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 11 May 2009, 16:39

El viento corre serpenteando entre los altos edificios del centro financiero de Dos Ríos. Es de noche y hace frío, un frío sin precedentes en la capital terronoviana. Hay gente que se aventura a decir que este año nevará en la ciudad. Sin embargo, desde que existen datos estadísticos en Dos Ríos, no ha nevado nunca. Si que es cierto que todos los años se ve el monte de San Andrés nevado, pero nunca ha bajado hasta el bullicio de la ciudad. Pero lo más importante es que este año hace un frío del demonio.
Un vagabundo sin nombre duerme, como todos los días, en la pared sur de la catedral tapado con una buena cantidad de periódicos. Salustio no siempre ha sido un pobre, trabajó durante años en una pequeña fábrica en el norte de Dos Ríos, el primer polígono industrial de la ciudad y del país. Pero hace ya casi dos años, se le acabó el contrato y no se lo renovaron, prefirieron darle su puesto a un pipiolo que acababa de salir de la universidad, pues, según ellos, estaba mejor capacitado para desempeñar su tarea en una fábrica que cada vez tenía más máquinas de alta tecnología. ¡Como si aquel mocoso pudiese entender a las máquinas mejor que Salustio!
El caso es que ahora Salustio tiene que mendigar para sobrevivir. Este año, al ser un año tan frío, las casas de caridad están completamente repletas, y no pueden hacer frente a tanto mendigo a la vez, así, Salustio está a la espera de que se le acerque algún agente del orden que le dé aunque sea alguna manta. ¡Qué casualidad!, no hace más que pensarlo y ve en la esquina a dos policías.

Continuará
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor erjolog » 11 May 2009, 19:43

Me gusta como vas introduciendo nuevos personajes en la historía :mrgreen:
espero la continuación :roll:
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor Sergiovi » 15 May 2009, 17:49

El viento sigue corriendo serpenteante por los edificios de Dos Ríos mientras que los dos policías que había visto Salustio se le acercan.
-¡Hace frío! ¿Eh?- Le dice uno de los dos.
-¿No tendréis una mantita para un pobre vagabundo?-
-No, no tenemos mantas-
-No me puedo creer que precisamente este año, el ayuntamiento no las distribuya.-
-Tenemos algo mejor, -Salustio mira sorprendido y alegre al guardia.- aunque las casas de caridad estén llenas, esta noche tendrás techo. Hemos habilitado algunas celdas de la comisaría para gente como tú, síguenos hasta el coche.-
Ya hace dos años que Salustio no sube a un coche, no se acordaba ya de cuanto podían llegar a correr, especialmente de noche, cuando apenas hay tráfico. En el coche hay dos más en su situación.
Después de cruzar el río, llegan a la comisaría central de Dos Ríos, donde los policías los guían hasta el subsuelo de la misma, donde están los calabozos y más vagabundos ya durmiendo.
La imagen es tan peculiar, que uno de los policías saca una fotografía para vendérsela a El Periodista mañana. Y no es parea menos, en una celda encontramos a un buen número de vagabundos y en la de al lado a tres radicales en pro de los derechos de los nativos, dos nativos, dos albañiles sindicalistas y un ex alcalde.
Avatar de Usuario
Sergiovi
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2477
Registrado: 30 Dic 2008, 12:14
Ubicación: Valencia (España)
Género: Hombre

Re: El otro lado de Terra Nova

Notapor erjolog » 15 May 2009, 18:18

Que diversidad de personas hay en esa celda :lol: :roll: !
Espero la continuación :mrgreen:
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Siguiente

Volver a Historias urbanas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

Comunidad Capital Sim (2003-2008) webmaster arroba capitalsim.net