Tú eliges Capital SimCity Capital Sims Capital Spore
Capital SimCity

Arabila

Cuenta aquí lo que te plazca, y deléitanos con los últimos sucesos en tu ciudad.

Moderador: Equipo moderador [CSC]

Arabila

Notapor Deo » 26 Abr 2009, 01:43

"Arabila"

Prólogo:

-Bienvenidos a la ciudad de Arabila, son las 21:45 pm, hora local, la temperatura exterior es de 22 ºC….- anunció la aeromoza por el altoparlante, en silencio observe la oscuridad de la noche, entrecortada por las luces del aeropuerto mientras el avión se detenía, finalmente se dio la señal y, como si lo hubieran practicado, los pasajeros se levantaron al mismo tiempo apresurándose a recoger su equipaje de mano y abandonar la nave.

Tras pasar por los trámites de aduanas que implica tomar un vuelo internacional, finalmente salí del aeropuerto con mi modesto equipaje y miré a mí alrededor
-He vuelto- pensé, me acerqué al taxi más próximo, 30 Bulstons hasta mi casa! Una verdadera barbaridad, sin embargo era muy tarde para tomar el bus así que no tuve más opción que aceptar.

A medida que el taxi avanzaba, pude observar por mi ventana como el barrio industrial que rodea al aeropuerto iba desapareciendo dando paso a los suburbios, observaba las casa impecables con impecables autos y jardines, la mayoría se encontraban envueltas en la penumbra, eran casi las 11, no me sorprendía, algunas aún tenían un par de luces encendidas donde seguramente parejas de amantes o familias se hallaban acurrucadas en sus sofás mirando televisión.
-Suertudos!- pensé con cierta envidia, de donde yo vengo no mucha gente puede darse el lujo de tener una televisión o un sofá, si vives en Harlington a esta hora lo que menos piensas es en acurrucarte en un sofá a ver televisión. Afortunadamente los suburbios fueron dando paso a la gran ciudad, las calles se llenaron de ejecutivos que salían tarde del trabajo, jóvenes que se dirigían a los casinos, discotecas y clubes nocturnos, en un par de edificios pude percibir luces saliendo de sus terrazas, alguna hija consentida de papi debía estar dando una fiesta, esas fiestas donde la gente como yo no es invitada. El taxi siguió su recorrido, dejamos atrás el río y los tumultuosos “Swamps”, finalmente los rascacielos fueron reemplazados por modestos edificios
-Hogar dulce hogar!- pensé mientras el taxi recorría las calles de Harlington, finalmente se detuvo en una frente a un desvencijado edificio, le pagué al taxista su dinero, tomé mi equipaje e inicié el recorrido hacia la puerta del edificio.

-Hey guapo, no quieres algo de esto?- me gritó una chica apretándose el pecho.
-Ven conmigo, conozco un buen lugar- me dijo otra chica tratando de jalar de mi brazo, la empujé a un lado y me dirigí a la puerta del edificio, ella me grito un par de insultos mientras sus compañeras se reían.

-Largo de aquí!- Murmuró un vagabundo que dormitaba junto a la entrada, no le presté atención y entré al oscuro edificio. Siguiendo el camino que había recorrido tantas veces durante mi juventud subí las escaleras hasta el tercer piso, giré a la derecha y recorrí el pasillo hasta llegar a la habitación 308, lancé un pequeño suspiro mientras introducía la llave en la cerradura, empujé la puerta y encendí la luz.

El departamento estaba tal como lo había dejado, bueno, le faltaba algo, me moví hacia uno de los cuartos y empujé la puerta, pese a que sabía lo que hallaría sentí una decepción al ver la cama vacía.
-Se ha ido- me dije a mi mismo, di media vuelta y me dirigí hacia la ventana, el frío aire de la noche me ayudó a aclarar mis pensamientos, en la calle las prostitutas seguían coqueteando con un par de pandilleros, a lo lejos se oía una sirena, y al fondo, en el horizonte sobresalían los imponentes edificios del centro de Arabila.

-Estoy en Harlington- pensé- el lugar que el alcalde prefiere ignorar, donde no puedes caer más bajo, donde tu vida no vale nada, donde las mafias se disputan el control de la ciudad, sí, estoy de vuelta en casa.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Deo
Empresario
Empresario
 
Mensajes: 715
Registrado: 13 Dic 2008, 04:39
Ubicación: Lima
Género: Hombre

Re: Arabila

Notapor erjolog » 26 Abr 2009, 08:33

Es eso un tipo de Ghetto donde vive el tío? Esta wena la historia, quiero saber que más pasa... :wink:
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Re: Arabila

Notapor Unknown23 » 09 May 2009, 19:03

Es genial, ¡lo describes todo muy detallado! Me gusta.
Unknown23
Habitual
Habitual
 
Mensajes: 101
Registrado: 30 Ago 2008, 23:45
Ubicación: Distrito de Áncora Central. Calle 15 entre 23 y 42.
Género:

Re: Arabila

Notapor Deo » 13 May 2009, 23:02

Gracaias por los comentarios, erjolog: si, se podría decir que el tío vive en un getho, Harlington se supone que es uno de los distritos más pobres de Arabila. Bueno, siguiendo con la historia...

Capítulo 1
-“Partle Cementery”- anunció el conductor del autobús mientras abría las puertas, bajé del vehículo e ingresé al viejo cementerio, a medida que avanzaba iba cruzándome con nombres conocidos, algunos eran víctimas de la guerra de mafias, otros que yo mismo había enviado, finalmente me detuve frente a una sencilla lápida:

RIP
Thomas Cartford

4 de Junio de 1987
20 de Abril de 2009


Imagen
-Tom…te dije que te cuidaras- murmure observando la lápida de mi hermano, recordé la última vez que nos vimos antes de que partiera a Australia, nos reunimos en el Blue Bat Bar a tomar unos tragos, como, algo borracho me comentó que cuando lo enterrasen, le gustaría que vertieran licor sobre su tumba
-…para ser enterrado con uno de mis grandes amores…- me dijo; sonriendo, tomé la botella que había traído conmigo
-A tu salud Tom!- murmuré, tomé un trago y vertí el resto sobre la tierra recién colocada.

Una hora después volvía al edificio, en la entrada se hallaba estacionado un viejo auto que me resultó familiar; recorrí el pasillo del tercer piso, se veía menos sombrío bajo la luz del día, introduje la llave y entre al apartamento

Imagen

-Fuera de aquí vago!- gritó una voz familiar, me dí la vuelta a tiempo para esquivar un bate que se dirigía hacia mi cabeza, me preparé para responder al ataque cuando reparé en mi agresor.

-Terry?- me preguntó un sujeto algo pequeño, flaco y desaliñado
-Topo?- respondí, mi viejo amigo sonrió, soltó el bate y me lanzó uno de sus característicos abrazos
Tras saludarnos, nos sentamos en el sofá a ponernos al corriente de las cosas
-Australia te ha sentado bien!
-Acabo de volver del cementerio…- dije cambiando el tono de la conversación
-Oh… lamento lo de tu hermano, he estado vigilando el departamento desde que hace unos días encontré un vago durmiendo en el sofá… parece que un apartamento vacío es un imán para vagabundos…
-¿Como fue? Lo único que supe es que le dispararon- pregunté
Topo bajó la mirada
-…Fue en un tiroteo- dijo finalmente
-No sabía que se había metido con una pandilla
-No fue una pandilla…
-¿Qué sucedió?
Topo se mostraba cada vez más incomodo, finalmente lo soltó
-¡Trabajaba para Van Horten!
-¿QUÉ?-
-¡Traté de detenerlo pero no me hizo caso!- exclamó tratando de disculparse
-Le advertí que no se acercará a Van Horten!- exclamé lleno de ira, sin darme cuenta tomé las llaves del auto de Topo y me dirigí a la calle
-¿Terry? ¿A dónde vas?- exclamó Topo corriendo tras de mí, sin detenerme, encendí el auto, Topo logró subirse antes de que lo pusiera en marcha.
-¿A…a donde vamos?- me preguntó algo nervioso
-A visitar a mi ex jefe…

Tras un corto trayecto dejamos Harlingtong y nos adentramos en “The Swamps”, tras dejar atras varios edificios, finalmente llegamos a un elegante edificio, estacioné el auto y me dirigí al vestíbulo
-¡Espera Terry! Piensa en lo que vas a hacer- exclamó Topo corriendo detrás de mí, entré al primer elevador y presioné el del piso 53:

Imagen

Presioné el botón, las puertas del ascensor se cerraron justo cuando Topo entró a este, minutos después se abrieron revelando un elegante vestíbulo, un para de personas se hallaban sentadas leyendo algunos diarios, al fondo, una recepcionista contestaba algunas llamadas, detrás, en un gigantesco letrero se leía "Van Horten Enterprises"

Me dirigí al escritorio con pasó resuelto
-¡Vengo a ver a Van Horten!- exclamé, la secretaria me lanzó una mirada de desagrado ante mi aspecto y el de mi compañero
-Lo lamento, pero en estos momentos se encuentra ocupado… ¡oiga, no puede entrar ahí!- exclamó la recepcionista, sin prestarle atención, empujé la puerta y entré a la oficina de Alexander Van Horten, uno de los hombres más poderosos de Arabila.

Un hombre de unos 40 años, algo subido de peso, fumaba un habano mientras leía algunos papeles. Al escucharme entrar, levantó la vista

-¡Terry Cartford!- exclamó –¡cuánto tiempo sin verte!- me dijo lanzándome una de sus forzadas sonrisas que conocía tan bien
-Olvídate de la falsa alegría Horten, sé lo que le hiciste a mi hermano
Sin prestarme atención Van Horten se dirigió a Topo
-Ralf… un placer volver a verte
-¡Te juro que no tuve nada que ver en esto!- exclamó Topo bastante nervioso
-¡Te advertí que no te acercaras a Tom!- exclame enfadado, Van Horten me miró con serenidad
-Tom…Tom… una verdadera lástima, tenía tanto potencial ese muchacho
-¡Te dije que lo dejaras fuera de esto!
-Yo no fui tras él, el chico me buscó, verás Terry… cuando te fuiste dejaste una leyenda, eras mi mejor agente, tu hermano estaba harto de vivir bajo tu sombra, intentó crear su propia leyenda, y ya sabemos como terminó…
-¡FUE TU CULPA!- exclamé descargando toda mi ira sobre Van Horten, el se limitó a sonreír
-Si quieres buscar culpables, culpa a los hombres de Leblanc
-¿Leblanc?
-Así es, tu hermano sólo tenía que acabar con uno de sus terratenientes, pero falló miserablemente
-Creí que las mafias habían alcanzado la paz…
-Hay Terry… has estado fuera tanto tiempo…- dijo Van Horten negando con la cabeza- la paz de las mafias implantada por Gribaldi terminó hace 3 años cuando el viejo murió, su imperio fue heredado por su hijo, un mocoso de 18 años, algunos líderes no están muy contentos con su administración y se han rebelado, la guerra empezó hace 3 años mi estimado Terry… muchas cosas han cambiado…
-Señor, su esposa está aquí- interrumpió la recepcionista
-Dígale que pase
-Veo que muchas cosas han cambiado- dije mirando el anillo en su dedo- hasta donde recuerdo tu esposa murió hace 15 años
-Encontré una nueva compañera- respondió Van Horten, en ese momento la puerta se abrió y entró una chica de unos 25 años, su cabello rubio se hallaba recogido en un moño, llevaba un elegante vestido rojo con escote y un abrigo de piel
-Amor… ¿estás listo para ir a almorzar?- preguntó con una voz inusualmente suave
-En un momento querida... oh por cierto, déjenme introducirlos… Terry, Ralf, mi esposa Elizabeth.
Elizabeth trató de disimular su sorpresa al verme
-Un placer conocerlos- dijo estrechando mi mano
-Que haces a….- le tiré un codazo a Topo antes de que siguiera hablando
-Espera en el auto querida, ahorita te alcanzo- dijo Van Horten, Elisa sonrió y se dirigió a la puerta
-Mi esposa… una verdadera joya considerando sus origines. Bueno caballeros, siguiendo con nuestra amena conversación, como les decía la guerra ha regresado, los hombres de Leblanc fueron los que asesinaron a tu hermano, si quieres vengarte, estaré más que gustoso de ayudarte
-Olvídalo, renuncié hace 5 años por una razón, tan pronto como termine algunos papeles volveré a Australia
-Como desees- dijo Horten visiblemente decepcionado- pero si cambias de opinión, aquí tienes mi tarjeta, estaré disponible a cualquier hora del día… caballeros

Ambos dimos media vuelta y abandonamos la oficina, Topo le lanzó una sonrisa pícara ala exasperada recepcionista, nos dirigíamos al ascensor cuando alguien tiró de mi brazo jalándome hacia un lado del pasillo

-Gracias por no decir nada sobre lo nuestro- susurró Elisa
-¿Horten no sabe que nos conocemos?- le pregunté
-No, y no pienso decírselo, a veces puede ser algo celoso
-Desde cuanto tu y él…
-Unas semanas después de que te fuiste, lo conocí en la cafetería, yo solo era una mesera, y él era el gran capo, al principio iba ser una aventura de una noche, pero una cosa llevó a al otra…
-Saben…- interrumpió Topo –ahora que lo pienso podrías darnos un par de joyas a cambio de nuestro silencio
-O podría hacerlos desaparecer- respondió Elisa algo irritada
-O simplemente prometemos no decir nada- se disculpó Topo
Elisa le dio un empujón y se dirigió hacia mí
-Supongo que volverás a Australia
-Sí, en unos días
-Suerte… me dijo, me dio un beso en la mejilla, le dio otro empujón a Topo y se metió al ascensor.

-Viejo, nunca me agradó Elisa- dijo Topo mientras conducíamos de vuelta Harlingtong
-Quién diría que de mesera pasó a ser dama de la sociedad…
-Quien sabe, tal vez si te quedas aquí consigas algo parecido
-Lo dudo…lo dudo
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Deo
Empresario
Empresario
 
Mensajes: 715
Registrado: 13 Dic 2008, 04:39
Ubicación: Lima
Género: Hombre

Re: Arabila

Notapor erjolog » 14 May 2009, 19:15

Bien intrigante la historia :mrgreen: !! Espero ansioso la continuación :wink:
Imagen
Avatar de Usuario
erjolog
Concejal
Concejal
 
Mensajes: 2856
Registrado: 16 Dic 2008, 19:29
Ubicación: Arequipa-Maastricht-Lima
Género: Hombre

Re: Arabila

Notapor neburruben » 31 Ene 2012, 08:25

Pregunto lo mismo que en el tema de Lewis... :roll:
ImagenImagenImagen
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
neburruben
Manipulador
Manipulador
 
Mensajes: 5133
Registrado: 16 Jul 2007, 01:20
Ubicación: Cordobés en Madrid.
Género: Hombre


Volver a Historias urbanas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

Comunidad Capital Sim (2003-2008) webmaster arroba capitalsim.net